Arquitectura Martes, 10 de septiembre de 2019

Serpentine Gallery año 2.005: un pabellón contextual

La idea del pabellón surgió de dos arbustos frente al edificio original inglés en los famosos jardines de Kensington.

Por Esp. Arq. Nidia Álvarez Yaciófano - Profesora titular FAUD UM. Doctorando en Educación

“Un pabellón suele ser un edificio aislado, pero con este sitio nos pareció que debíamos mantener una relación con la galería y los árboles, y estas cosas eran el comienzo de la idea"- Alvaro Siza.

El Serpentine Gallery Pavilion 2005 fue diseñado por célebres portugueses: el arquitecto Álvaro Siza, ganador del premio Pritzker 1992  y el distinguido arquitecto alumno de aquél, Eduardo Souto de Moura, ganador del premio Pritzker 2011, además del ingeniero Cecil Balmond, anterior vicepresidente de Arup (empresa que presta servicios profesionales de ingeniería, diseño, planificación, gestión de proyectos y servicios de consultas). Juntos trabajaron para el desarrollo del sistema, de 400 metros cuadrados; el pabellón fue más grande que en años anteriores.

Siza proyecta sus edificios como si fueran poesía musical. Sus obras se caracterizan por la “hipersensibilidad topográfica”, la relación con el entorno natural y cultural; cada paisaje tiene una estructura oculta y dichas fuerzas adoptan su primera forma material en el primer esbozo del que nace el proyecto.

Por su parte, los edificios de Eduardo Souto de Moura demuestran un interés por el minimalismo y por querer facilitar la vida de las personas que los habitan. Los principales rasgos de su proceso proyectual es el rigor y la precisión en las formas, así como una profunda sensibilidad hacia el contexto. Al igual que Siza, se preocupa mucho por el lugar que rodea a sus obras, cuidando los detalles y la selección de los materiales locales.

 

La idea del pabellón surgió de dos arbustos frente al edificio original inglés en los famosos jardines Kensington, que formaban una media elipse. Por ello decidieron hacer una superficie curva para completar la forma dinámica, realizando cuatro caras convexas y siendo que las curvas no son simétricas. El resultado de la forma es la recopilación de tres ideas, un diseño que lleva los rasgos inconfundibles de cada uno de los diseñadores. El pabellón 2005 es el más contextual (Siza), el más abierto (Souto de Moura) y el más expresivo de toda su estructura (Balmond).

Siza engloba casi todas las características del edificio terminado y Souto de Moura captura la energía del espacio. La lógica interna que genera la forma del pabellón es una rejilla rectangular, que se distorsionó para crear una forma escultural dinámica a partir de la conexión de las piezas en Siza

La estructura de los arquitectos portugueses presentaba un dosel de madera grande, sin columnas, basado en una cuadrícula rectangular simple, que se distorsionaba para crear una forma ondulada.

El ingeniero de Arup, Balmond, tuvo la tarea de hacer el diseño edificable. A diferencia del año anterior, cuando se tuvo que cancelar la montaña artificial propuesta por MVDRV debido a los costos, el pabellón de Siza y Souto de Moura se completó con éxito.

El dosel se construyó a partir de una serie de vigas de madera entrelazadas; fue la primera vez que se usó madera para construir un pabellón Serpentine Gallery. Los espacios en la cuadrícula se rellenaron con paneles de policarbonato, cada uno de los cuales albergaba una lámpara cilíndrica, dando a la estructura un aspecto puntiagudo en el exterior. En su interior se desarrolló una  cafetería y una zona de estar.

En esta oportunidad  la galería organizó las primeras noches en el parque con una serie de shows de música, cine, danza y literatura, una consideración importante para el diseño de futuros pabellones.

Aunque es diferente tanto en su forma como sus materiales, hay una sensación general de la composición que une el edificio nuevo y el viejo a través de una apreciación sofisticada y discreta de su contexto, donde una forma aparentemente simple resulta ser llena de complejidades.