Espectáculos Lunes, 20 de enero de 2020 | Edición impresa

Separadas: siete mujeres que vuelven del abismo

Aunque el título de la propuesta televisiva parece remitir a cuestiones conyugales, plantea separaciones de toda índole.

Por Redacción LA

Esta noche comienza la apuesta fuerte de Polka con la nueva ficción Separadas en el que un elenco multiestelar interpreta a siete mujeres protagonistas de una historia de fracasos y resiliencias, cuando por distintas razones resultan estafadas en un proyecto inmobiliario que las deja “en la calle” literal, metafórica y emocionalmente.

El elenco de primera línea está compuesto por Celeste Cid, Marcela Kloosterboer, Mónica Antonópulos, Julieta Zylberberg, Gimena Accardi, Julieta Nair Calvo y Agustina Cherri quienes van a tener que atravesar una situación límite que las conecta con el fracaso y el alejamiento de distintos aspectos de sus vidas, para empezar a transitar un camino que las lleve a través del auto reconocimiento y la reconstrucción de las que pensaban que eran antes del suceso de quiebre.

 

Junto con estas siete actrices también un elenco masculino de primera: Mariano Martínez, Sebastián Estevanez, Ludovico Di Santo, Vico D´Alessandro, Andrés Gil, Iair Said y Marco Antonio Caponi.

Roles masculinos. El grupo de varones no se queda atrás con nombres de destacados actores. | Los Andes

El disparador de esta historia será Fausto Valdez (Marco Antonio Caponi), quien estafará a las siete mujeres con una obra que queda inconclusa, por lo que decide huir del país.

 

Mónica Antonópulos es Clara, la esposa de Valdez y madre de sus dos hijos, quien sufre un verdadero desengaño amoroso, aparte de la difícil situación económica en que la deja su ex.

Clara se va a ir reinventando de a poco. Es una mujer que había dejado su profesión, sus estudios, su carrera, para lograr una familia, quedarse criando a sus hijos. Y cuando su situación cambia tiene que salir al mercado laboral, a hacerse cargo de la casa. 

 

Celeste Cid hace el papel de Martina, hermana de Clara, otra víctima del estafador y, además, legalmente responsable del emprendimiento incompleto, que tiene habilitado un bar, un gimnasio y una florería. Martina deberá deconstruir los mandatos del “deber amar” de determinada manera. Está en búsqueda de sí, revisando un pasado que se le viene encima, cuestionando cuál es su propio ser.

Marcela Kloosterboer es Luján, una abogada que es la amante del estafador y se ve obligada a abandonar el estudio jurídico donde trabajaba. Luján que ya tiene cierta edad y según los mandatos sociales debería estar en pareja, tener un hijo, debe hacerse cargo de la culpa de vivir a escondidas de una relación clandestina que la lleva a mentir. El personaje de Luján tien su fortaleza en el plano laboral, sin embargo el personal hace agua por todas partes y ese será su desafío a lo largo de la historia.

 

Agustina Cherri interpreta a Romina, una agente de policía que queda a cargo de custodiar los terrenos adonde se iba a hacer la obra. La historia de Romina pasa por una relación larga y desgastada, en la que empieza a sufrir maltrato verbal y entra en un terreno más oscuro. Sin embargo sabe valerse por sí misma, trabaja desde chica y es el sostén de su pareja

Julieta Zylberberg es Paula, una de las inversoras en el emprendimiento, quien pierde todos los ahorros de su hija, destinados para comprar una unidad. El proceso de Paula pasa por la separación de su hija, que es adolescente y comienza a independizarse.

 

Gimena Accardi y Julieta Nair Calvo son dos hermanas, Carolina e Inés, huérfanas desde chicas, habían decidido invertir la herencia de su madre en este negocio, pero ahora están en la ruina. En el caso de Inés (Nair Calvo) debió hacerse cargo de su hermana que padece algo parecido al Asperger. Es alguien de mucha fortaleza pero su mayor miedo es que algo le pase a su hermana.

Los Andes

Estas mujeres, aún siendo víctimas, quedan bajo la lupa de la Justicia que las presentará como cómplices de la situación de estafa, y deberán sumar más peso a las mochilas de sus vidas. Los estigmas del pasado ligados a la violencia, sumisión, abusos, abandonos y discriminaciones no serán los determinantes para que estas siete protagonistas salga a la lucha de sus propias vidas y de las de quienes aman, obligadas a reconstruirse desde el conocimiento de sí mismas.

 

Cuando se destapa la estafa, todas las protagonistas deberán replantearse sus vidas y las zonas de confort en donde habían vivido hasta ese momento para enfrentar un destino incierto.

Locas de amor, Para vestir santos, Guapas, Las Estrellas, y la lista sigue. Está claro que no es la primera vez que Polka apuesta a una ficción donde predominan las mujeres. Pero la coyuntura invita a pensar en que será más novedosa y actual en cuanto al punto de vista.