Sociedad Viernes, 14 de junio de 2019

Según un estudio, las mujeres tienen un vínculo “complejo” con la pornografía

La investigación se basó en una encuesta a 706 mujeres. El único factor que llevó a asociar el porno con algo negativo fue el religioso.

Por Redacción LA

Un estudio realizado por miembros de la Universidad de Nueva York, la Universidad de Arkansas, la Universidad Virginia Commonwealth, y la Universidad James Madison concluyó que las mujeres tienen un vínculo indirecto y complejo con la pornografía.

Según la investigación publicada en la revista Journal of Women's Health, el equipo encuestó a 706 mujeres heterosexuales (soleteras y en pareja) de entre 18 a 29 años.

Para empezar, el estudio reveló que las mujeres de esta franja etaria tienen el doble de probabilidades de ver porno en comparación con las mayores. Menos de la mitad de las encuestadas dijo que usa la pornografía para masturbarse.

El 56.5% dijo que nunca la consumió con ese fin, el 2.7% lo hace con ese objetivo menos de una vez por año, el 11.5% unas pocas veces por año, el 7.1% una vez por mes, el 12.4% pocas veces por mes, el 6.4% uno o dos días por semana, el 2.7% tres a cinco días por semana y apenas el 0.7% todos los días o casi a diario.

El estudio también reveló que las mujeres encuestadas poseían dos tipos de consumo en casi las mismas proporciones. Mientras que algunas incorporan la pornografía en su práctica sexual con poca frecuencia otras evitan el consumo después de los primeros encuentros.

Además, el único factor que llevó a las mujeres a asociar este tipo de entretenimiento con algo negativo fue el religioso.

"Encontramos que la pornografía juega un papel complejo e indirecto en las experiencias sexuales de las mujeres. Si bien las relaciones de los hombres heterosexuales jóvenes con el material pornográfico son directas, de modo que simplemente ver ese material se asocia con una menor intimidad y satisfacción sexual, las mujeres heterosexuales deben confiar en el material para que el guion se relacione con sus experiencias sexuales subjetivas", dijeron los investigadores.

Otro tipo de asociaciones

Las mayores tasas de consumo para la masturbación se asociaron con el recuerdo de las imágenes porno durante el acto sexual con la pareja, una mayor dependencia del porno para lograr y mantener la excitación, y una preferencia por el consumo de porno sobre el sexo convencional.

Formato

El 89% de las mujeres manifestaron que consumían pornografía en sitios de Internet, el 4.7% en TV, el 3.1% en revistas, el 1% en DVDs y el 1.4% usa otros recursos como libros, fotos y comics.