Economía Lunes, 14 de octubre de 2019

Según consorcio de bancos, la recesión de Argentina es la peor de la región en 2019

El país también vería su economía caer en 2020, por lo que acumularía tres años de baja de actividad consecutiva.

Por El Cronista especial para Los Andes

Los países emergentes sufrirán este año y el próximo las consecuencias de las tensiones comerciales y la desaceleración global. Así, las proyecciones de crecimiento para las naciones de Latinoamérica tuvieron que ser recortadas a la baja para 2019 y 2020.

Los datos surgen del último informe sobre "Flujos de Capital" que elaboró el consorcio internacional IIF ( Instituto Intenacional de Finanzas).

La entidad redujo su proyección de crecimiento de Latinoamérica de 2019 desde 1,1% hasta -0,1%. La razón de la correción regional se ve en mayor medida por la mala performance de la economía argentina, que ahora estima que caiga 2,9 % este año.

Brasil, el principal socio comercial del país, crecerá este año apenas 0,9% de su PBI y Colombia continuará liderando la expansión regional con un avance de 3,2%.

Si bien el año que viene las proyecciones regionales esperan un crecimiento marginal de 1,1%, Argentina tampoco lograría salir de la crisis: la expectativa del IIF es que caiga 1,6% en 2020.

No sólo Latinoamérica crecerá menos que lo esperado: la desaceleración se sentirá también en China, África, India y Oriente Medio.

"La desaceleración del crecimiento mundial en relación con 2018 es en gran medida el resultado de una actividad más débil en los Estados Unidos y la zona del euro”, dijo el IIF.

El análisis finaliza afirmando que una desaceleración del crecimiento global más aguda y la incertidumbre política podrían desencadenar nuevos brotes de turbulencia en el mercado.

“Dado el alto grado de mejora en los precios de los activos de los mercados emergentes, nos preocupa el contagio. Sin embargo, si las tensiones comerciales disminuyen, las condiciones favorables de liquidez global podrían facilitar una recuperación significativa de los flujos hacia los mercados emergentes”, concluyó.

Ana Clara Pedotti