Mundo Lunes, 4 de noviembre de 2019

Se unió a una persecución policial, detuvo a cinco sospechosos y luego fue arrestado

El hecho ocurrió en Carolina del Norte, Estados Unidos. El hombre, que se hizo pasar por policía y fue liberado bajo fianza.

Por Redacción LA

La ciudad de Wilson, en Carolina del Norte ( Estados Unidos), vivió un hecho de “película” luego de que un ciudadano se hiciera pasar por policía y detuviera a punta de pistola a cinco individuos perseguidos por una patrulla. David Adams, de 30 años, fue arrestado por hacerse pasar por un agente de la ley, aunque recuperó su libertad bajo fianza.

 

Todo comenzó cuando los agentes del Departamento de Policía de Wilson trataron de detener un vehículo en el que viajaban varios sospechosos, entre ellos uno al que buscaban por un asesinato. El coche se dio a la fuga y en ese momento se inició una persecución. 

 

Varios kilómetros después, un Ford Taurus negro con luces azules en el techo adelantó a la policía y a los sospechosos y se colocó delante de éstos, obligándoles a parar. 

Cuando los vehículos se detuvieron y antes de que la policía pudiera reaccionar se bajó del Ford un tipo pistola en mano, asegurando ser policía y que, encañonando a los sospechosos, les hizo bajar de su coche y les esposó, ante la atónita mirada de los policías reales. 

 

Al poco y antes de que pudieran pedirle explicaciones, el supuesto policía se marchó del lugar. La policía averiguó después que no era policía, sino un ciudadano común que fue arrestado por hacerse pasar por efectivo policial y puesto en libertad bajo fianza de 1.500 dólares.