Policiales Miércoles, 14 de agosto de 2019 | Edición impresa

Se recupera la mujer apuñalada por su esposo en un micro en Lavalle

Al grito de “¿Dónde está mi esposa?”, un hombre subió al colectivo, buscó y atacó a la víctima. Ambos están internados en el Central.

Por Ignacio Zavala Tello - izavala@losandes.com.ar

Su rostro lucía desfigurado. La tensión se percibía en su cuerpo. Abordó un colectivo en Lavalle y comenzó a buscar entre los pasajeros a una mujer. Cuando la encontró, comenzó a apuñalarla, según relataron los aturdidos pasajeros del micro, que no alcanzaban a entender lo que veían sus ojos. 

 

La frenética secuencia ocurrió alrededor de las 21 del último lunes. Tras herir a su pareja, el hombre bajó del transporte y comenzó a correr. Intentó luego refugiarse en una casa y trató de quitarse la vida. Pero los vecinos, que habían visto la escena, se lo impidieron y lo retuvieron hasta que llegó la Policía.

Mientras la víctima -una mujer de 54 años que luego sería identificada como Celia Brizuela- era trasladada en un vehículo particular al hospital Sícoli, los uniformados que llegaron al barrio Colonia Italia trataban de contener a los vecinos y de enterarse de los detalles de lo ocurrido.

 

Así pudieron saber que el hombre al que habían arrestado segundos antes era José Alberto Zanetti, de 54 años. Y entonces comenzó la reconstrucción de los hechos. 

Según declaró el chofer del interno 18 del Grupo 300, al ingresar a ese vecindario Zanetti le hizo señas sobre  en calle General Hacha, de Villa Tulumaya, para que detuviera la marcha. Cuando subió al vehículo comenzó a gritar: “¿Dónde está mi esposa?” e inició una rápida búsqueda entre los asientos.

 

Tras atacar a su mujer, Zanetti, quien no tiene antecedentes penales ni medidas pendientes, bajó corriendo de la unidad e ingresó al patio de una vivienda “con intenciones de quitarse la vida mediante ahorcamiento”, según precisaron fuentes policiales.

La víctima se recupera

Celia Brizuela fue derivada luego al hospital Central, donde ingresó con una herida de arma blanca en el cuello y otra en la columna. Los médicos lograron estabilizarla y quedó internada en sala común. 

 

Desde el centro asistencial indicaron a Los Andes que la paciente fue sometida a una laparotomía exploradora para determinar si había sufrido daños internos en el abdomen pero el estudio arrojó resultados satisfactorios. Los profesionales le realizaron una rafia (sutura) en la zona cervical, donde tenía otra puñalada, y ese estudio también salió bien.

“Está hemodinámicamente estable, tiene dos drenajes: uno cervical y otro abdominal. Está en sala común. Ha respondido bien. Está con dieta cero y están esperando a ver cómo pasa estas primeras horas pero está respondiendo muy bien. No ha tenido fiebre que es muy importante”, especificaron desde el Central.

Víctima y victimario viven juntos en la manzana “C” del barrio Colonia Italia. En la vivienda a la que ingresó Zanetti tras el brutal ataque fue secuestrado el cuchillo que utilizó.

 

Luego quedó detenido en los calabozos de la comisaría 17 de Lavalle pero en las últimas horas se dispuso su traslado al mismo hospital donde está internada su esposa ya que presenta fisura de costillas. Allí quedó momentáneamente con custodia policial, detallaron fuentes policiales.