Mundo Sociedad Sábado, 6 de abril de 2019

Se dibujó puntos rojos para fingir varicela y no ir a la escuela, pero el plan terminó mal

Una niña de 6 años se las ingenió para evitar un examen de ortografía, aunque la amenaza de una inyección la hizo recapacitar.

Por Redacción LA

Una nena británica de 6 años tuvo una ocurrencia bastante particular. Para faltar a clases, decidió dibujarse puntitos rojos por todo el cuerpo y fingir que padecía varicela. Claro que sus padres se enteraron, aunque decidieron seguir con la broma y arruinar el plan de su traviesa hija.

Lily Schooley (6) quería evitar un examen de ortografía y simuló una enfermedad. Agarró un marcador colorado indeleble y se llenó de puntos, especialmente, en brazos y piernas. Lo único que consiguió la niña fue que sus progenitores se mataran de la risa con su ocurrencia, ya que, 10 minutos antes de contar su "enfermedad", le había pedido a su mamá Charlotte Schooley que le prestara la fibra. 

 
/ Mirror

Para chequear hasta dónde podía llegar la pequeña con su mentira piadosa, los papás  le siguieron la corriente y le comunicaron a la nena que irían al médico para que le pusiera una inyección. A continuación, Lily hizo todo lo posible para lavarse las manchas: ni con shampoo ni con alcohol lo logró.

Los padres no podían contener la risa pero para hacerle aprender la lección, la obligaron a ir al otro día a la escuela "pintada" y tuvo que explicarle a sus compañeros y amigos lo que había realizado, informó el diario Mirror.

 
Los papás de Lily le siguieron la corriente hasta que el plan falló. | / Mirror
 

"Ella mira mucho YouTube y aparentemente había visto un video llamado '10 maneras de salir de la escuela', por lo que habrá otros nueve por venir", reconoció la mamá de Lily.