Sociedad Jueves, 13 de junio de 2019

Se define el futuro de los imputados en el Próvolo: el 5 de agosto comienza el juicio

Los curas Corradi y Corbacho y el ex administrativo Gómez integran la primera causa. Están imputados por abusos sexuales, simple y agravado.

Por Ignacio de la Rosa - idelarosa@losandes.com.ar

El escalofriante Caso Próvolo -que investiga abusos sexuales cometidos por dos curas y una monja (entre otros) contra más de 20 chicos sordos en el instituto homónimo- ya tiene una fecha clave fijada. A última hora de ayer, la Justicia definió que el primero de los juicios comience el lunes 5 de agosto. Y será ese día cuando comience -además- a definirse el futuro de los involucrados en el mayor escándalo de abuso sexual eclesiástico de la historia en Mendoza.

Todo el caso está dividido en 3 partes; y la primera de las causas tiene a los curas Nicola Corradi y Horacio Corbacho imputados y detenidos por abuso sexual agravado (violación). Corradi era el regente y encargado del instituto, y a los dos sacerdotes se suman en la primera causa el ex administrativo, Armando Gómez (también detenido) y el ex monaguillo Jorge Bordón.

 

Este último se encuentra ya condenado desde setiembre del año pasado, cuando en un juicio abreviado reconoció la culpabilidad de los 8 abusos contra 5 víctimas por los que estaba denunciado y recibió una condena de 10 años de prisión. Pese a que la pena está entre las más bajas -dentro de lo que fija la ley para estos delitos-, la confesión de Bordón resultó clave en la investigación para intentar demostrar la sistematicidad en estos episodios. Además, rompió la cadena de silencios.

 

En un primer momento se había fijado la fecha de inicio el juicio para el pasado 10 de junio. Sin embargo, luego se especuló con que podría comenzar los primeros días de julio (aunque a los pocos días comenzaría la feria judicial de julio). Pero finalmente ayer se fijó el 5 de agosto como fecha definitiva.

 

Corbacho, Gómez y Bordón (condenado) se encuentran alojados en cárceles del Sistema Penitenciario de Mendoza aguardando el inicio del juicio. Corradi, en tanto -y dada su avanzada edad (tiene 83 años)- cumple con la la preventiva en modalidad de domiciliaria. Los 4 fueron denunciados por ex alumnos del instituto lujanino como autores de abusos sexuales, simples (tocamientos) y agravados (con acceso carnal) mientras las víctimas (eran menores de edad) estudiaban y dormían en los albergues del instituto.

 

Además de los primeros 4 acusados, en la segunda causa está imputada por los mismos delitos la monja japonesa Kumiko Kosaka. Sobre ella recaen 6 imputaciones por al menos 9 hechos. Entre las más aberrantes, una joven la acusa de haberla entregado a Corbacho para que el cura abuse de la niña (la envió a llevarle tortitas a su habitación, y en ese momento sucedió el ataque). En tanto, otra denunciante detalló que fue Kosaka quien le colocó un pañal para ocultar las hemorragias en una ocasión en que también Corbacho abusó de la menor en uno de los baños del instituto. La religiosa también está con prisión domiciliaria

Además de estos 5, hay 9 imputados más; todos por participación primaria. Entre ellos están la también monja Asunción Martínez, la ex representante legal del instituto y ex directoras, psicólogas; y hasta una ex cocinera y un ex jardinero.