Política Viernes, 19 de julio de 2019 | Edición impresa

San Martín: en plena campaña, la UCR denunció a Giménez

Concejales de Cambia Mendoza lo acusaron en la Justicia y en Fiscalía de Estado por el sistema de foto multas que aplica la comuna.

Por Gabriela N. Sánchez - gasanchez@losandes.com.ar

A 45 días de las elecciones generales en San Martín, los concejales de Cambia Mendoza denunciaron penalmente al intendente Jorge Giménez por incumplimiento de los deberes de funcionario público y posible malversación de fondos mediante la utilización de fotomultas.

San Martín es uno de los departamentos que el radicalismo provincial apunta a arrebatarle al peronismo el 1 de setiembre. Y en el que más cerca quedó del oficialismo municipal en las PASO de abril. Por lo tanto, no sorprende la ofensiva judicial que iniciaron los ediles opositores Juan Dubé y Daniel Llaver. 

 

Ni tampoco la respuesta de Giménez, para quien la denuncia es una maniobra electoral. “Es solo una operación política”, se limitó a decir el jefe comunal, que evitó enfrentar a los denunciantes y darle mayor trascendencia al hecho. 

Por su parte, los concejales dieron ayer una conferencia de prensa en un café del centro sanmartiniano para anunciar la presentación de la denuncia ante la Justicia penal, la Fiscalía de Estado, el Tribunal de Cuentas y la Oficina de Ética Pública. 

 

“No estamos de acuerdo con el procedimiento que se realiza para la toma de foto multas, hay muchas irregularidades, antes no lo podíamos comprobar pero hoy tenemos los expedientes aquí sobre la mesa. Hemos hecho muchos pedidos de informes hasta que hemos podido obtener la información gracias a la ley de acceso a la información pública”, dijo Llaver. 

Ediles. Primero a la izq., Raúl Rufeil, el candidato a intendente. | Gentileza

“Solicitamos el contrato por la tercerización del sistema de foto multa y recibimos todos los expedientes. Hemos encontrado que de la forma que se aplica este sistema en San Martín es irregular. Se está violando la ley nacional de tránsito, que dice que no se puede otorgar ningún tipo de porcentaje a la empresa contratista, y hoy la comuna le entrega el 70% a Systeco y se queda con el otro 30%”, agregó el edil, que estuvo acompañado además por su compañero de bancada Raúl Rufeil, candidato de Cambia Mendoza a la intendencia.

 

Según los concejales, “quedó comprobado el fin recaudatorio” del radar que funciona sobre la Ruta 7 y aseguraron que viola disposiciones de la Agencia Nacional de Seguridad Vial. Según sus datos, desde el 2015 hasta fines de 2018 se han hecho infracciones por 1.100 millones de pesos.

“En el año 2015 hicimos el pedido del expediente sobre el funcionamiento del sistema de foto multas. Recién el 28 de mayo de este año obtuvimos la información solicitada. El único fin que tiene este sistema es recaudatorio ya que entra más dinero por este sistema que por los otros tipos de impuestos. La comuna ya se ha llevado a fines de 2018, 69 millones de pesos y Systeco 160 millones gracias a este sistema de caza bobos”, dijo Dubé.

 

“El sistema de carteles es una trampa y las autoridades no se hacen presentes para detener a los conductores luego de 10 km e informarles de la multa que se les aplicará”, agregó. 

El texto de la denuncia tiene 14 páginas y en una parte enumera comentarios y textuales de notas periodísticas y hasta un video del candidato a gobernador José Luis Ramón en el que se expresa en contra de las foto multas. 

 

Los concejales cerraron su presentación exigiendo explicaciones del destino de 69 millones de pesos que entraron a la comuna en concepto de multas y hasta especularon que la comuna quebraría si todos los infractores demandaran a la municipalidad. 

El antecedente judicial de 2015 que no prosperó

El sistema de foto multas comenzó en octubre de 2015. Al mes siguiente, el por entonces intendente de Rivadavia y actual diputado provincial por la UCR, Ricardo Masur, amenazó con ir a la Justicia por las irregularidades en los procedimientos. Pero el tema no prosperó.  

 

“No llegamos a la Justicia porque las multas que se habían labrado hasta ese momento no se tuvieron en cuenta, es decir, se eliminaron las multas porque cambió el sistema”, explicó ayer Mansur.

“Regularizaron muchas cosas. Pusieron carteles con el aviso a la distancia que corresponde, a los 200 o 300 metros colocaron otro, después hay conos y recién después el auto con el radar”, añadió.