Sociedad Viernes, 22 de mayo de 2020

San Luis: tenía síntomas de Covid-19, se negó al protocolo y atacó a golpes a una médica

El hombre, que también es trabajador del sistema de salud, no quiso someterse al test y agredió salvajemente a la colega. Video.

Por Redacción LA

Un acto violento, cobarde e irresponsable se vivió en el hospital Central de San Luis, donde un trabajador del sistema de salud atacó a golpes a una médica que lo quiso derivar por síntomas compatibles con coronavirus. La agresión quedó registrada en las cámaras de seguridad del nosocomio.

El hecho, que se conoció esta mañana, ocurrió el jueves al mediodía y las autoridades del Hospital de la vecina provincia emitieron un comunicado de prensa repudiando el hecho que fue registrado por cámara de seguridad y viralizado anoche en las redes sociales.

Según explicaron las fuentes, el hombre concurrió al consultorio de patologías respiratorias (Cerpre) porque presentaba síntomas compatibles con coronavirus y fue atendido por la médica residente, Giuliana Gatica, de 25 años, quien intentó derivarlo a las salas de internación y aislamiento organizadas por el ministerio de Salud provincial.

 

En ese momento, el paciente se negó a ser internado y reaccionó de forma violenta hacía la médica, a la que tomó de la chaqueta, sacudió y arrojó al piso para abrirse camino y salir del lugar del hospital, tal como se ve en el video. El atacante fue retenido por otros trabajadores que se encontraba en el lugar .

Según informó la Agencia de Noticias del Estado Provincial, el Hospital San Luis explicó que durante el abordaje de rigor, "el paciente manifiesta que, en violación de las medidas dispuestas, pretendía retirarse del aislamiento por lo que la profesional intenta disuadirlo y recibe como respuesta una agresión física fruto de la cual cae al suelo".

"Inmediatamente el resto del personal sanitario y de seguridad presente acudió en auxilio de la mujer y evitó que la desagradable situación de prolongue", explicaron las autoridades y aseguran que la médica fue "asistida y contenida" y que pusieron en marcha "los mecanismos tendientes a efectivizar las responsabilidades que corresponden".

 

En tanto, el Diario de la República informó que el sujeto fue imputado en la Justicia por el ataque a la médica. Su identidad se reserva al ser paciente sospechoso de Covid-19. La fiscalía solicitó al Juzgado Correccional N°2 un embargo de $ 500.000 por impedir la activación del protocolo. Por supuesto que su condición de médico también se considera agravante, junto a las lesiones y el abuso de poder aplicados.