EDICIÓN U Lunes, 5 de agosto de 2019

Salutaciones por los 80 años Parte III

Claudia García, decana de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

En 2017, nuestra Facultad cumplió 50 años de la transformación de la Escuela de Estudios Superiores en Facultad de Ciencias Políticas y Sociales. En aquellos días, recordábamos que hay dos fechas que marcan a nuestra institución: el 19 de junio de 1950, cuando se inician los Cursos de Formación Política, y febrero de 1967, cuando la escuela pasó a ser facultad.

Todo ello viene a colación al engarzar nuestra historia con la de la propia Universidad Nacional de Cuyo, que tras la concreción del Congreso Internacional de Filosofía, en 1949, aseguró la creación del Instituto de Estudios Políticos un año después. Es recién en 1952 que se constituyó el Instituto de Estudios Políticos y Sociales dependiente del Rectorado, el que, junto con el de Investigaciones Económicas dependiente de la Facultad de Ciencias Económicas, pasó a conformar la Escuela de Estudios Políticos y Sociales.

A partir de entonces, sufrimos todos los avatares de la vida política de nuestro país, incluso algunos dolorosos, como intervenciones, prohibiciones, expulsiones, pero también los de esplendor de los interregnos democráticos hasta su consolidación a partir de 1983. Como nuestra UNCUYO, tuvimos momentos de expansión, crecimiento y modernización y momentos de retracción, autoritarismo y reaccionarismo que se alternaron en esta historia.

Actualmente, estamos orgullosos de nuestra historia, lo que no significa satisfechos.

Contamos con cuatro licenciaturas: en Ciencias Políticas y Administración Pública, Sociología, Trabajo Social y Comunicación Social; un ciclo de profesorado; las tecnicaturas en Gestión y Administración de Instituciones Universitarias, en Gestión y Administración en Instituciones Públicas con orientación legislativa, y en Gestión en Políticas Públicas.

El último año se incorporó la Licenciatura en Producción en Medios de Comunicación, una Diplomatura en Medios y Ciudadanía, la Tecnicatura en Producción Audiovisual (con la Facultad de Artes) y el Ciclo Básico de Ciencias Sociales en forma conjunta con Derecho en San Carlos y Lavalle. Este año comenzamos a dictar la Tecnicatura Universitaria en Gestión y Administración de las Políticas Públicas, dando respuesta a la demanda de distintos municipios y a la administración central provincial. Además, contamos con la oferta de grado en el Programa Educación Universitaria en Contexto de Encierro (PEUCE).

En el caso de los posgrados, contamos con la Maestría en Estudios Latinoamericanos, la Maestría en Política y Planificación Social, la Maestría de Análisis Institucional con sus respectivas especializaciones y diplomaturas. A ello sumamos el Doctorado en Ciencias Sociales, que ha alcanzado la categoría A en la acreditación de la Coneau y forma parte de la Red Nacional de Doctorados de Ciencias Sociales. Además, participamos con otras tres unidades académicas en el Doctorado en Ordenamiento Territorial y Desarrollo Sostenible.

De la mano y al amparo de nuestra querida UNCUYO, que cumple 80 años, hemos transitado gran parte de ese recorrido. Una historia más que rica, que deseamos festejar juntos como una manera de simbolizar el esfuerzo de toda la comunidad, pero también nuestra proyección en beneficio de todos los mendocinos.

Fernando Pérez Lasala, decano de la Facultad de Derecho.

Si te cruzaras con una persona de 80 años, ¿cuáles serían las preguntas que le harías? Tal como ocurre en la vida personal, los seres humanos solemos pensar en una persona de 80 años como un ser humano con sabiduría, con experiencia, con grandes historias que contar, con triunfos y coronas de laureles sobre sus cabezas, pero, a la vez, con cicatrices que dejaron marcadas dolorosas batallas.

Si tuviera la posibilidad de sentarme, aunque fuese por un rato, como si fuera una persona mayor, en la falda de la universidad, le pediría que me contara sus historias. Quizás empezaría preguntándole por sus estudiantes, por la forma de generar su conocimiento. Le pediría que me explicase cómo sus docentes, personal de apoyo y estudiantes participaron como actores directos del desarrollo económico, social, cultural y ambiental de la Mendoza del año 2019.

También le preguntaría por sus batallas y todas aquellas luchas que se dieron en el plano interno y que repercutieron en lo externo. Seguramente ella me hablaría de sus logros, de la calidad de su educación, de cómo su nombre acabó asemejándose a un signo de responsabilidad, compromiso, seriedad, virtud y excelencia, pero no dejaría de preguntarle por aquellas batallas que aún se siguen librando, como su incansable lucha por la equidad y la justicia social. 

Hemos recorrido un largo camino, con virtudes y aciertos, pero sobre todo con el compromiso de servir a toda una sociedad que reclama cada vez con mayor ímpetu la posibilidad de crecer, de dejar atrás los viejos caprichos adolescentes para convertirnos, de una vez por todas, en una sociedad adulta y responsable. Los que somos parte de esta institución trabajamos incansablemente para que ello ocurra. Quizás no logremos verlo por nosotros mismos, pero seguro que las próximas generaciones lo harán.

Y aquí estará nuestra institución, que trasciende a las personas que la integran, para cosechar los frutos del esfuerzo que entre todos hoy estamos sembrando, como nosotros hoy cosechamos las semillas que nuestros antecesores sembraron.

¡Felices 80 años, querida Universidad Nacional de Cuyo!.

Ana María Sisti, decana de la Facultad de Educación.

La Facultad de Educación mantiene y redobla su compromiso social promoviendo, como única oferta universitaria gratuita en Mendoza, la formación de profesionales competentes en el ámbito de la educación y la salud.

Nos planteamos académicamente la necesidad de una planificación prospectiva desde la relación sinérgica de los actores institucionales y las distintas propuestas formativas que se ofrecen en la facultad, para mejorar y consolidar procesos pedagógico-didácticos atentos a las nuevas generaciones y sus formas dinámicas de aprendizaje.

Enfrentamos el desafío de atender a los escenarios pensados con metodologías diversas y respondiendo a las variables que determinen los procesos educativos.