Policiales Lunes, 24 de febrero de 2020

Salió a comprar vino el acusado de violar a la mujer y matar a su hijo en Puerto Deseado

Vestía la misma ropa que usaba el día del salvaje crimen en la playa. Su perro, la pista clave para volver a detenerlo.

Por Redacción LA

El principal sospechoso acusado de asesinar a un niño de 4 años y violar a una mujer de 44 años en Puerto Deseado estuvo algunas horas en libertad por disposición de la Justicia. Pero un error propio permitió que las autoridades volvieran a detenerlo.

El viernes, horas después de los brutales episodios en la playa de Santa Cruz, el sujeto recuperó la libertad por falta de pruebas. Esta situación fue aprovechada para salir a comprar vino a un comercio de la zona, todo bajo seguimiento de las cámaras de seguridad.

 

Omar Alvarado, de 24 años, quien sufre esquizofrenia y tiene un prontuario que incluye abusos, agresiones, disparos a vecinos y hasta un intento de homicidio ocurrido en enero, paseó por el local acompañado por su perro, antes de juntarse con amigos.

El animal, que según la declaración de la víctima ladraba durante el ataque, siguió a su dueño después del crimen y se convirtió así en otro indicio determinante para su detención.

Alvarado llevaba puesta la misma campera de nylon, de color azul, que tenía puesta el día que habría atacado ferozmente a la mujer y a su hijo. Afuera del negocio lo esperaba, justamente, su perro.

Pista clave: el perro de Alvarado lo esperaba afuera.
 

Como la mujer abusada identificó a Alvarado en rueda de reconocimiento, ayer el juez de la causa, Oldemar Villa, volvió a dejarlo preso. En tanto, hay un adolescente de 16 años en la mira de la Justicia, aunque dijo que el sujeto de 24 años lo obligó a participar en tan aberrante crimen.