Sup. Economía Domingo, 12 de enero de 2020 | Edición impresa

Salarios: educación, turismo y agro, los peores pagos

Los sueldos de estos sectores no alcanzan para cubrir la canasta básica total. La provincia tiene 9 actividades con estas caracteristicas.

Por M. Zalazar y S. Conte - mzalazar@losandes.com.ar

Los trabajadores de nueve actividades económicas de Mendoza tienen salarios inferiores a la Canasta Básica Total (CBT). Es decir que sus sueldos no alcanzan a cubrir el 100% de las necesidades básicas de una familia tipo y dependen de un segundo ingreso en el hogar para no ser considerados “pobres”.  Entre estos sectores se encuentran agro, turismo y enseñanza que tiene un importante peso en el Producto Bruto Geográfico: 5,7%, 2,1% y 4,6% respectivamente . 

El dato se desprende de una serie estadística publicada por el Ministerio de Trabajo de la Nación, donde se muestra la evolución histórica de los sueldos privados registrados por rama y por rubro hasta setiembre de 2019 (el último cuatrimestre se publicará en los próximos meses). Para identificar aquellos sectores con salarios por debajo de la CBT, Los Andes promedió el ingreso de los trabajadores en los primeros nueve meses del año y lo comparó con la Canasta Básica Total promedio del mismo período, que fue de $ 26.768. 

 

De esta forma, se evitaron las distorsiones que pueden darse por cuestiones estacionales o por retrasos en las negociaciones paritarias.

En situación crítica

Aunque son nueve los rubros económicos con sueldos por debajo de la línea de la pobreza, la situación es mucho más crítica para algunos sectores. Los trabajadores del agro mendocino, por ejemplo, son los que peor cobran entre todas las actividades de Mendoza y están entre los que menos ganan a nivel nacional. De hecho, sólo en Misiones y Tucumán las personas que desempeñan en ese rubro tienen un ingreso menor. 

 

De acuerdo a los datos del Ministerio de Trabajo, el sueldo promedio de los primeros nueve meses del año para las trabajadores dedicados a la “agricultura y ganadería”, alcanzó un valor de $ 16.720 brutos, es decir $ 10.048 por debajo de la CBT. 

La diferencia sería mayor si se considerara el ingreso neto (valor de bolsillo, luego de los descuentos por aportes), pero también sería justo considerar los ingresos por antigüedad, presentimos o aportes no remunerativos. Por eso, es factible tomar el sueldo bruto como valor representativo para cada rubro. 

 

En el penúltimo peldaño de los sueldos más bajos se encuentra la enseñanza ($ 20.063). Sebastián Henríquez, secretario general del SUTE (Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación), comentó que el sueldo de una maestra con una década frente el aula le alcanzó, en octubre, para cubrir el 76% de la CBT y 52% si tiene que alquilar una vivienda. Y un profesor con la misma antigüedad y 18 horas de carga sólo puede afrontar el 65% de la CBT y 45% si tiene que pagar un monto mensual por una vivienda. 

Esto provoca que muchas docentes se vean empujadas al doble cargo y los profesores a alcanzar el máximo de 36 horas cátedra, con las consecuencias que esto tiene en la salud de los trabajadores y en la calidad educativa. Esto, porque se debe tener en cuenta el trabajo que no se hace en la escuela, sino después, y la tensión que implica el contacto con muchos alumnos y sus familias. 

 

Henríquez agregó que un celador con 10 años de antigüedad cubrió el 59% de la canasta básica de octubre y 40% si a ese monto se le suma un alquiler promedio. Y destacó que, tanto maestros como profesores son, en la mayoría de los casos, mujeres, que en muchos casos deben sostener solas un hogar. 

Otro de los sectores que no alcanza a cubrir con su sueldo mensual la canasta básica total es el de los “servicios jurídicos, contables y otros servicios a empresas” ($ 24.301). Conrado Risso Patrón, ex presidente del Consejo Profesional de Ciencias Económicas, explicó que, en este período de estancamiento económico, las empresas han sufrido el impacto y, con ello, se van quedando atrás los honorarios profesionales. 

 

Risso Patrón, quien se desempeña como director de Contabilidad de la UNCuyo, planteó que el contador trabaja mucho en forma mensualizada y que tiene clientes eventuales, con los que puede cobrar un poco mejor, pero cuando la empresa le dice que no puede pagar más, se ven obligados a ajustarse. Por otra parte, señaló que tomará un tiempo volver a llevarlos al nivel que corresponde. 

El sector maderero y de la extracción de madera también está por debajo de la Canasta Básica Total (ganan entre $ 20.514 y $ 22.259 brutos). Sergio Videla, secretario de la Asociación de Empresarios Madereros y Afines, señaló que con los incrementos que se acordaron en diciembre y los bonos que fijó el gobierno nacional, se estaría pasando a la inflación de 2019. 

 

No obstante, reconoció que algunas categorías están por debajo de la canasta y lo atribuyó a que ciertos bienes de primera necesidad tuvieron aumentos por encima de la inflación general. De todos modos, señaló que la causa son los problemas coyunturales de la economía ya que no ha sido un sector que históricamente esté bajo. 

Las otras actividades económicas cuyos trabajadores tienen salarios por debajo de la Canasta Básica total son: agencias de empleo temporario (pagan un salario de $ 21.263), servicios de hotelería y restaurantes ($ 21.320), servicios no clasificados ($ 23.723) y confecciones ($ 26.175), aunque este último sector sigue bastante de cerca la CBT y ocasionalmente la supera. 

 

Disparidad

Sobre las razones que llevan a que los trabajadores de algunos sectores de la economía tengan salarios promedio altos y otros mucho más bajos, el economista de la UNCuyo, Sebastián Piña planteó que cada sector tiene su particularidad en la determinación de un salario, que se vincula con los niveles de precio, tanto internos como externos, según el caso. 

Por ejemplo, la extracción de gas y petróleo, que se encuentra en la cúspide, tiene salarios mucho más altos que el comercio, porque el valor agregado y la productividad de la primera actividad, permiten pagar esos sueldos. En cambio, la actividad comercial está atravesando un mal momento. 

 

Piña explicó que el salario real ha caído en la Argentina contra la inflación y el tipo de cambio, y que el sueldo ha sido la variable de ajuste, ya que la tasa de empleo se mantiene relativamente estable (no se han perdido tantos puestos de trabajo).

La otra realidad

Así como hay actividades económicas que con sueldos claramente por debajo de la canasta básica, hay otros que la superan con amplitud. Es el caso por ejemplo de la extracción de petróleo crudo y gas natural, que en los primeros nueve meses del año pagó un sueldo bruto promedio de $ 125.230.

 

La segunda actividad que mejores salarios paga es “electricidad, gas y agua” ($ 101.807), seguido por “transporte aéreo de cargas y pasajeros” ($ 84.206). De todas formas, esos ejemplos difieren mucho del general de las actividades económicas de Mendoza. El sueldo promedio para los primeros nueve meses fue de $ 33.363 brutos. Están cerca de ese valor los ingresos mensuales de los trabajadores del comercio al por mayor, de los negocios de calzado y y de las concesionarias de automotores, por citar algunos ejemplos. 

Mitad de tabla

Si se compara el ingreso promedio de Mendoza con el resto del país, se observa que nuestra provincia está “a mitad de tabla”. Hay provincias con sueldos promedios muy altos, como es el caso de Santa Cruz ($ 77.457) o Neuquén ($ 65.720) y otras con ingresos comparativamente muy bajos, como Santiago del Estero ($ 25.882) y Misiones ($ 27.081).

 

La realidad de algunos sectores condicen con ese ranking. La actividad de la construcción de Mendoza, por ejemplo, percibió en setiembre un sueldo de $ 32.587 brutos, quedando con trece jurisdicciones por arriba y doce por debajo (el Ministerio hace una división entre Buenos Aires, Capital Federal y Gran Buenos Aires). Una vez más, Santa Cruz aparece como la provincia que más paga ($ 103.385), mientras que Tucumán es la que menor ingreso ofrece para ese rubro ($ 24.211).

También los rubros de “comercio”, “hotelería y restaurantes”, “transporte y almacenamiento”, “servicios financieros”, “servicios inmobiliarios”, “servicios sociales y de salud”, “servicios comunitarios, sociales y personales”, están cerca de la media nacional. 

 

En tanto, Mendoza es una de las provincias que peor paga en agricultura (solo supera dos provincias), industria manufacturera (supera cinco) y enseñanza (supera a cuatro). Por el otro extremo, es una de las que mejor paga en los sectores de “electricidad, gas y agua” (solo tiene siete provincias por delante) y “explotación de minas y canteras” (solo tiene a seis por arriba). 

No obstante, preocupa la situación económica que está pasando la provincia y el principal interrogante es cómo mejorar la matriz productiva. 

Un año por debajo de la inflación oficial de la DEIE

Si se hace una comparación del salario promedio bruto de Mendoza en setiembre de 2018 ($ 25.419), con el de igual mes de 2019 ($ 37.998) se observa un incremento de 49,5%, un valor que queda 4,2 puntos porcentuales por debajo de la inflación general informada para ese período por la DEIE (53,7%).

 

Analizando los resultados por grandes rubros, se encuentra que la agricultura fue uno de los pocos sectores que logró superar la inflación en el período analizando, con un ajuste salarial de 54,7%. No es un dato menor, teniendo en cuenta que es la actividad peor paga de la provincia.  Lo mismo ocurrió con la “enseñanza”, que acortó un poco la brecha con el resto de las actividades económicas, logrando un incremento del 58,2% en los doce meses.

Es muy diferente el análisis que se puede hacer del rubro de “hotelería y restaurantes”, que no solo está entre las actividades con menores ingresos de la provincia, sino que además, tuvo un aumento de sueldos del 40,5% entre setiembre de 2018 e igual mes de 2019.

 

De todas formas, se debe considerar que la fecha de paritarias varía de un sector a otro, por lo que la misma comparación en otro mes, puede dar resultados diferentes. 

Salarios brutos

AGRICULTURA Salario: $ 16.720 Diferencia con la CBT: $ 10.048 

ENSEÑANZA Salario: $ 20.063 Diferencia con la CBT: $ 6.705

 MADERA Salario: $ 20.514 Diferencia con la CBT: $ 6.254

 EMPLEO TEMPORARIO Salario: $ 21.263 Diferencia con la CBT: $ 5.505

 

 HOTELES Y RESTAURANTES Salario: $ 21.320 Diferencia con la CBT: $ 5.448 

EXTRACCIÓN DE MADERA Salario: $ 22.259 Diferencia con la CBT: $ 4.509 

SERVICIOS N.C.P. Salario: $ 23.723 Diferencia con la CBT: $ 3.045 

SERVICIOS CONTABLES Salario: $ 24.301 Diferencia con la CBT: $ 2.467 

CONFECCIONES Salario: $ 26.175 Diferencia con la CBT: $ 593