Espectáculos Domingo, 14 de abril de 2019

Roly Serrano: "Fuimos a filmar con Echarri a una comisaría y no lo querían deja entrar"

El actor de Kiosco, tras ese momento de tensión con la policía, reveló: "Por eso, cuando dicen que no hay listas negras, me cuesta creerlo".

Por Redacción LA

El Jueves 28 llega el estreno de El Kiosco, el film de Pablo Gonzalo Pérez con Pablo Echarri, Roly Serrano, Georgina Barabarrosa y elenco. Ante esta presentación, el actor Roly Serrano dialogó en “Hablemos de Vos” que transmite La red AM 910 de Buenos Aires, y reveló un momento de tensión durante la filmación junto al protagonista Pablo Echarri.

"Cuando fuimos a filmar con Pablo Echarri a una comisaría, no lo querían dejar entrar. Decían que era una orden 'de arriba'. Por eso, cuando dicen que no hay listas negras, me cuesta creerlo…", dijo Serrano.

Trailer de "Kiosco"

El salteño, nacido en Guachipas, también habló de su dura y nefasta infancia contando el maltrato que sufrió por sus tutores entre sus 7 y 13 años.

Viviendo con sus tíos, junto a sus hermanas, le dijeron que su madre había fallecido “y fue mentira” porque muchos años después pudo conocerla.

Sus tíos “Me ataban para pegarme porque me resistía”, contó. Y en la escuela donde asistía mi maestro “hizo la denuncia porque descubrió los moretones en mi cuerpo que tanto me dolía. Fue a la policía y después de ese momento no me volvieron a pegar”.

 

Y agregó: “Una vez rompí una botella y les dije 'me tocan y los mato'. Lo terrible es que lo hubiese hecho. Habían transformado a un niño en un monstruo. Viví mi infancia con mis tíos y éramos como esclavos. Nos trataban con mucha violencia. Me obligaban a escribir cartas a mi padre donde tenía que decirle que la estaba pasando bien".

Con respecto a su madre, Roly expresó “nunca la había visto. Cuando me reencontré con mi mamá, la reconocí apenas la vi. La busqué mucho tiempo. Y fue en la puerta de un supermercado, yo estaba con una amiga, cuando nos vimos por primera vez”.

 

Luego supo que a su mamá “la echaron de casa y tardé años en encontrarla porque me dijeron que había muerto. Cuando la vi, me di cuenta que ella había sufrido más que yo".

“Como mi mamá no le podía decir a su nueva familia de mi existencia, me pidió que no les diga que era su hijo. Eso lo sentí como un segundo rechazo y estuvimos otro tiempo largo sin vernos", confió Serrano a quien luego conoció a los hermanos por parte de su madre.

 

En 1968, a los 13 años de edad, se escapó de esa casa, y pasó a vivir en la calle y en lugares de paso, donde varias personas lo ayudaron. Contó que nadie que gracias al arte actoral, comenzó a desarrollar una faceta que tenía escondida hace mucho. Su vida dio un vuelco cuando, haciéndose cargo de su vocación, se juntó con grupos artísticos y comenzó a estudiar teatro.?

 

"Para mí, el teatro fue muy sanador. Me salvó la vida y el alma. Uso a mis personajes para sanar", dijo en la entrevista.