+ Deportes Domingo, 23 de febrero de 2020

Renunció Monarriz en San Lorenzo: Pellegrini, Gorosito y Dabove, los nombres que suenan

También está como candidatos Pablo Guede, pero el ex técnico del Tomba es uno de los preferidos por Tinelli.

Por Redacción LA/Télam

El director técnico de San Lorenzo, Diego Monarriz, dejó su cargo luego de la derrota sufrida ayer ante Racing Club, 1 a 0 en el Nuevo Gasómetro, por la 21ra fecha de la Superliga Argentina de Fútbol.

Para la salida de Monarriz solo falta el comunicado oficial y aseguran que la caída ante la "Academia" impulsó el cierre de un ciclo que nunca terminó de convencer a los hinchas y a los dirigentes.

 

La pelea con los hermanos paraguayos Óscar y Ángel Romero luego de la derrota pasada ante Talleres de Córdoba, y el pobre rendimiento del equipo aceleraron la decisión del presidente de San Lorenzo, Marcelo Tinelli, que anoche se comunicó con Monarriz y hoy informaría oficialmente su medida.

Durante esta semana, los entrenamientos estarán a cargo de Hugo Tocalli, Alberto Acosta y Leandro Romagnoli, que ocupan distintos cargos en la estructura futbolística de la institución.

 

Para reemplazar a Monarriz suenan los nombres de Pablo Guede y Mauricio Pellegrino, aunque en horas de la noche se sumó el de Néstor Gorosito, quien renunció a su cargo en Tigre (de marcha errática en la Primera Nacional, y caída en su visita a All Boys) y quien ya pasó por el banco de San Lorenzo. Otro es Diego Dabove, ex técnico e Godoy Cruz y actual de Argentinos, quien es de los preferidos de Tinelli. 

"Lo que tenga que pasar, va a pasar. Hablé con Marcelo, pero tranquilo. No sabemos qué decisión vamos a tomar", había dicho luego del encuentro Monarriz, visiblemente golpeado, en la sala de prensa Osvaldo Soriano.

 

"Hoy (por ayer) no salió nada de todo lo que habíamos planificado", lamentó antes de vincular el bajón futbolístico con un factor anímico.

"Cuando no te salen las cosas, pareciera que el equipo no corre, que no puede dar dos pases seguidos, que está mal físicamente y eso es producto de la falta de confianza", argumentó.

Luego relativizó los reclamos del público, que despidió anoche al equipo con la demanda de que "pongan huevos".

"Poner huevos no es pegar una patada, un codazo o ir a trabar con los dientes. Poner huevos es pedir la pelota y jugar", concluyó.