Mundo Sociedad Jueves, 23 de enero de 2020

Reñaca desolada: sin argentinos, así sufre el balneario su peor verano en la década

La localidad elegida por los mendocinos tiene sus playas casi despobladas, con el sector 4 irreconocible. El impuesto al dólar, el factor.

Por Redacción LA

El combo del estallido social en el vecino país y el impuesto del 30% sobre los gastos e en el exterior, dejó desolado el balneario de Reñaca, uno de los sitios históricamente elegidos por los argentinos (y en particular, mendocinos) para vacacionar en verano. 

Un reporte del informativo chileno Mega Noticias muestra cómo vive Reñaca el peor verano de la década. Si bien en la temporada no se han registrado episodios de violencia ni saqueos -hubo un caso aislado el 10 de noviembre pasado cuando el estadounidense John Cobin baleó a un manifestante en plena vía pública-, el temor "por si las moscas" afectó la imagen de Viña del Mar como destino turístico por excelencia.

 

Según relataron comerciantes de Reñaca, los precios han bajado en comparación al año pasado, pero igualmente es evidente la caída en las reservas y las ventas, con playas que lucen más calmadas que nunca (véase el caso del sector 4, casi despoblado y con escasas patentes argentinas en el borde costero).

Por supuesto, también afecta el recargo del 30% por el "dólar solidario" que impacta sobre el presupuesto de los argentinos, ahora inclinados al turismo interno.

José Gutiérrez / Los Andes

"Muy pocos turistas dando vueltas, sobre todo en la semana. De domingo a jueves trabajamos con una tarifa de temporada baja y los fines de semana cercana a la temporada alta. Las reservas no sólo bajaron en la cantidad sino en los días que viene la gente. Este verano llegan por tres o dos noches", sostuvo Stefano Barbieri, del hostal Quinto Sol.

 

"Nadie esperaba el estallido del 18 de octubre, eso hizo cambiar notablemente el turismo", resaltó Santiago Pérez, presidente de la Cámara de Comercio de Reñaca, también sorprendido por el poco movimiento en los shoppings trasandinos.

Las cifras lo ponen de manifiesto: en diciembre de 2018, 226.436 argentinos cruzaron a Chile, mientras que en igual mes de 2019 lo hicieron 166.195 personas.