Sociedad Martes, 19 de noviembre de 2019

Reapareció "el gordo del mortero" y llamó a un paro en Chile para "tirar abajo" a Piñera

Sebastián Romero está prófugo por los incidentes ocurridos en inmediaciones del Congreso en diciembre de 2017.

Por Redacción LA

Pese a estar prófugo, Sebastián Romero, conocido popularmente como "el gordo del mortero", reapareció y brindó un duro mensaje contra el presidente chileno Sebastián Piñera, en medio de las protestas sociales en el vecino país por mejoras en salarios, salud y educación.

Desde la clandestinidad, el militante de Izquierda difundió un audio en el que se define como un "perseguido político del gobierno de Macri" y llamó a un paro general para "tirar abajo" al gobierno del presidente Piñera.

 

"Saludo la heroica lucha de nuestros hermanos chilenos. Es muy importante que el movimiento obrero se ponga en escena a través de un gran paro nacional. Para que a través de las asambleas elijan un comité de lucha para llevar adelante nuestro reclamos. Lo mismo tienen que hacer en los barrios y los lugares de estudio. Para que de una vez por todas el pueblo chileno decida qué hacer con el país", dijo el "gordo del mortero".

De acuerdo con su opinión, los trabajadores del mundo se están "reorganizando y luchando contra los planes del capitalismo". "Así lo demostraron los chalecos amarillos en París, las manifestaciones en Madrid por Cataluña, Hong Kong, Nicaragua, Honduras, Ecuador y ahora Chile", ejemplificó Romero.

 

El dirigente del Partido Socialista de los Trabajadores Unificados (PSTU) concluyó: "Viva la lucha obrera chilena, viva el pueblo chileno por una revolución obrera victoriosa. ¡Y viva una lucha internacional de los trabajadores!".

El Ministerio de Seguridad todavía ofrece una recompensa de $1.000.000 al hombre que permanece prófugo tras haber sido fotografiado y filmado disparando un mortero casero durante los incidentes del 18 de diciembre pasado en las cercanías del Congreso de la Nación durante el debate de la reforma previsional. 

 

El ex precandidato a diputado nacional por Santa Fe fue imputado por intimidación pública, daños y resistencia a la autoridad, delitos que cuentan con una pena máxima de hasta 15 años de prisión.