Policiales Sábado, 11 de mayo de 2019

Reacciones en una sala llena, tras la primera condena de un jurado popular en el Sur

Damián Ortega recibió perpetua por el crimen de su ex pareja, la policía Florencia Peralta, en San Rafael.

Por Corresponsalía Sur

Damián Ortega fue condenado este viernes a prisión perpetua por el asesinato por estrangulamiento de su ex pareja, la policía de 26 años Florencia Peralta, cometido el 13 de setiembre de 2016 en su casa de Barcala 1542 de San Rafael.

Este juicio fue el primero que se realizó con jurado popular en el Sur mendocino y el segundo en la provincia.

Doce vecinos deliberaron durante más de ocho horas y finalmente decidieron por unanimidad declarar al acusado “culpable” del delito de “homicidio agravado por el vínculo y por mediar violencia de género”.

 

A continuación, el juez técnico Jorge Yapur impuso la pena única correspondiente a esta figura legal: la prisión perpetua.

Además, Ortega fue esposado en la misma sala y trasladado a la cárcel de San Rafael para empezar a cumplir esta máxima pena estipulada en el Código Penal Argentino.

Familiares del joven condenado se quejaron de esta decisión. “Tanta vergüenza le van a hacer pasar”, manifestaron mientras era retirado ante una sala llena.

El acusado | Gentileza Poder Judicial

Esto fue a pedido del jefe de fiscales locales, Pablo Peñasco, que argumentó que era necesario tomar esta decisión en el acto y no esperar la audiencia posterior por el riesgo a que el condenado se fugue o se quite la vida, ya que Ortega llegó al juicio en libertad.

El 19 de marzo pasado recibió la excarcelación tras haber cumplido dos años y seis meses de prisión preventiva, primero en la cárcel y luego en casa de sus padres.

 

Graciela Bianchi, mamá de la víctima, se mostró conforme con la sentencia al decir: “Esperamos dos años y medio para esto, pero hoy podemos dar gracias a Dios porque se ha hecho justicia. Florencia descansa en paz y vamos a seguir luchando por las mujeres que sufren violencia”.

Por su parte, Omar Peralta, papá de Florencia, consideró: “Nadie puede estar contento de recibir una pena tan dura, pero ahora mi hija va a poder descansar en paz”.

 

Además, destacó que se haya hecho justicia y que “esto no haya quedado impune como el caso (Paula) Toledo”.

Florencia Peralta fue asesinada en su vivienda alrededor de las 21 del día señalado. La hipótesis que defendió la fiscalía es que primero fue derribada con un elemento contundente, luego asfixiada con las manos del atacante y finalmente estrangulada con un cable o algo similar.