Opinión Jueves, 2 de enero de 2020 | Edición impresa

Quiénes ganan y quiénes pierden - Por Nadín Argañaraz

Por Nadín Argañaraz - Instituto de Análisis Fiscal

Resulta posible y es interesante determinar las implicancias de la cota puesta por el gobierno a la suba de precios post retorno del IVA sobre los alimentos que tenían tasa cero.

Como referencia general debe tenerse que los precios de los bienes gravados con el 21% deberían subir un 21% a partir de hoy y los gravados con el 10,5% deberían subir un 10,5%.

El gobierno ha determinado una suba del 7% Qué implicancias tiene esto sobre la rentabilidad del eslabón minoristas, básicamente supermercados.

Como regla general para productos gravados con IVA del 21%: Los supermercados que hoy están vendiendo los productos a un precio un 13% más elevado (o más) que al que deberían estar vendiéndolos (se avivaron y no bajaron todo), no van a ver afectada su rentabilidad. Todos los que estén vendiendo al precio que correspondería e inclusive hasta un 12% más alto, van a ver afectada su rentabilidad.

Para productos gravados con IVA del 10,5%: Los supermercados que hoy están vendiendo los productos a un precio un 3% más elevado que al que deberían estar vendiéndolos, no van a ver afectada su rentabilidad. Todos los que estén vendiendo al precio que correspondería e inclusive hasta un 2% más alto, van a ver afectada su rentabilidad.