+ Deportes Lunes, 24 de febrero de 2020 | Edición impresa

¿Quién será campeón? - Por Leandro Aguilera

El poderío económico de River y Boca permite que estén peleando el título. Habrá un cierre apasionante. 

Por Leandro Aguilera - Periodista mendocino de TyC Sports

Pasó una fecha más de nuestro campeonato y los equipos que quieren quedarse con el torneo siguen dando pelea. Quedan sólo 6 puntos para terminar una parte de la temporada formal y el final está abierto. Como si lo hubiésemos soñado están los dos clubes más importantes de acá luchando por quedarse con la Superliga Argentina. Es el mejor panorama para seguir alimentando la ilusión de los hinchas. Todos desean gritar campeón y nadie se anima a proyectar lo que pasará el fin de semana que viene o el otro. Ambos necesitan el título porque tienen en el ADN la intención permanente de ganar, a veces lo consiguen y otras no. 

Gallardo, con su ciclo exitoso a nivel internacional, está peleando el certamen con Russo que está transitando los primeros 45 días al frente de un club que terminó el 2019 segundo y conoce mucho. Cada uno tiene su estilo, forma y manera de encarar los compromisos. Ambos son ofensivos en sus respectivos estilos de juego y los dos quieren quedarse con el certamen. A falta de tan poco ¿alguno de los dos está mejor que el otro? Mi respuesta es no, porque son los partidos más difíciles de jugar y  los rivales de turno quieren ganarse la tapa de todos los diarios o suplementos deportivos como Mas Deportes.

¿Quién gana la Superliga? Esto no es azar pero tranquilamente podemos tirar una moneda al aire para ver de qué lado caerá. El candidato es River y tiene la presión de estar con Boca en la lucha por ganarla. Es el mejor equipo del país aunque, desde que comenzó el año, no tiene la misma imagen del año pasado. Siente la ausencia de Exequiel Palacios y eso es mucho para el funcionamiento. 

Los anuales benefician a los grandes por una cuestión lógica que parte desde lo económico. Esto hace que el mano a mano Boca - River, con la diferencia de puntos que le van sacando a los equipos que están abajo en la tabla de posiciones, me hace pensar en lo que sucede en España con Barcelona - Real Madrid, que cada vez sacan más ventajas sobre los otros clubes de La Liga.

Los planteles que tienen futbolistas de mucha jerarquía, que son parte de esos grupos hacen la gran diferencia en los torneos largos donde sacan ventajas y la brecha se va agrandando cada vez más. Es muy difícil pelearles el campeonato allá y acá. El poderío económico de los dos conjuntos más importantes que hay en el país europeo, como en el nuestro, hacen que la mayoría de los rivales jueguen casi resignados aunque en el campo de juego intenten darles pelea. 

Defensa y Justicia – Atlético Tucumán por el lado de River Plate; Colón – Gimnasia y Esgrima La Plata por el de Boca Juniors, son los árbitros de esta edición de la Superliga. Serán parte de la historia que marcará el destino de uno u otro. El Millonario jugará contra conjuntos que quieren meterse en zona de Copas; en tanto que el Xeneize ante los que quieren salvarse del descenso (los dos hipotéticamente dejando la categoría de manera directa). Con esto que desarrollo ninguno de los dos tiene alguna fecha fácil porque todos se juegan algo, arriba o abajo. 

El margen para el error es mínimo y casi no tienen posibilidad de dar un paso en falso, además de tener todos los flashes iluminando sus estadios.