Mundo Club House Viernes, 20 de marzo de 2020

Quedate en casa y cociná los mejores platos

Frente a la Pandemia de Coronavirus que estamos viviendo, te proponemos una receta sencilla para que prepares y no necesites salir de casa

Por Redacción CH

Para que la cuarentena sea más fácil de llevar te compartimos un rico menú para que te sumes a #yomequedoencasa y cocines algo delicioso y sencillo.

Ingredientes

  • Un puñado de espárragos verdes
  • Un paquete de queso rallado
  • Tres huevos
  • Un yogur líquido o dos yogures normales batidos
  • Una cucharada de pan rallado (puedes hacerlo tú mismo) 
  • Medio paquete de tallarines (o espaguetis en su defecto) 
  • Una pizca de sal
  • Una cucharadita de pimienta negra
  • Un vaso de leche

Paso a paso

  1. Para empezar a hacer esta deliciosa receta tenés que limpiar y pelar los espárragos dejándolos enteros.
  2. El segundo paso es cocer los espárragos verdes pelados y enteros en una sartén honda con agua y sal durante unos minutos. Dado que el tiempo de cocción depende esencialmente del grosor de los espárragos, recomendamos que vayas clavando un tenedor para comprobar si están tiernos. Cuando los tengas listos, sacá y reservá. No tirés el agua porque la necesitarás más tarde.
  3. A continuación tenés que poner los tallarines a cocer en agua hirviendo y sal hasta que estén al dente.
  4. A continuación, en un bol, tendrás que batir los huevos, añadir la crema de yogur y remover con ayuda de una varilla de metal.
  5. Luego aderezar al gusto. Podemos poner una pizca de pimienta negra molida o bien agregar la especia que más nos guste.
  6. Agregá a continuación el queso rallado y mezcla bien. Reservá la mezcla.
  7. Cuando la pasta esté lista, escurrila y derramala sobre la mezcla que acabás de reservar.
  8. Untá un molde apto para horno con un poquito de mantequilla o aceite de oliva virgen extra y espolvoreá un puñadito de pan rallado.
  9. Verter la mezcla de la pasta, los huevos, la crema de yogur, el queso rallado y las especias y hornear a 180 grados arriba y abajo durante media hora. Pinchá con un cuchillo. Si sale limpio, está listo.
  10. Mientras tenés el pastel en el horno, recuperá los espárragos que cociste y reservaste al principio, cortales la cabeza y triturá los tallos con ayuda de una batidora.
  11. Por otro lado, en un cazo, poné el resto del queso rallado y agregá la leche. Remové. 
  12. Añadí el agua que empleaste para cocer los espárragos y reservaste en un inicio.
  13. Añadí los espárragos triturados. Remé y retirá la mezcla del fuego cuando obtengas una masa homogénea.
  14. Sacá del horno el pastel. ¡Comprobá primero que se ha cocido bien clavando un tenedor sin abrir del todo el horno! Si sale limpio, podés sacarlo.
  15. Decorá el pastel con la salsa que has preparado.
  16. Colocá las cabezas de los espárragos que habías reservado y ¡listo para probar?

Conocé más sobre Revista ClubHouse