Policiales Jueves, 14 de marzo de 2019

"Que se comporte como gato es un problema aparte", dijo Gullé sobre Gil Pereg

El procurador de la Corte indicó que las pericias del imputado demuestran que era consciente cuando cometió los crímenes.

Por Redacción LA

Esta semana trascendió un video en los medios, donde se puede ver a Nicolás Gil Pereg actuando como gato. Es por ello, que hay un debate lleno de especulaciones sobre si se trata de una actitud que demuestra que el israelí tiene problemas mentales o si sería un ardid de la defensa. Por su parte, el procurador de la Corte, Alejandro Gullé, remarcó la importancia de las pericias realizadas al imputado por los homicidios de Pyrhia Sarusi y Lily Pereg y sostuvo que los estudios arrojan que era consciente de los hechos cuando los cometió.

 

En vista del comportamiento del israelí, la defensa solicitó al juez la institucionalización en El Sauce. No obstante, el jefe de los fiscales aclaró en una entrevista en Canal 9 que en caso de que se lo internara, y si la situación cambia durante su encierro en la institución mental, podría volver al proceso judicial.

“Si le hacen una pericia que indica que este hombre está insano, se lo interna en un neuropsiquiátrico, pero si su situación cambia vuelve al proceso judicial”, señaló Gullé y agregó que esta medida se puede aplicar siempre y cuando el crimen no prescriba. “En el homicidio son 12 años para que prescriba”, especificó.

 

En este sentido, recordó un caso que tuvo que resolver cuando era camarista. Se trata de un joven, Yoel, que le cortó el dedo a una persona y asesinó: “Lo tuvimos que internar, después cambió su situación y se lo procesó”.

No obstante, el Procurador indicó que puntualmente en el caso de Gil Pereg hay pericias psiquiátricas que indican que “era consciente de los hechos y comprendía la criminalidad”.

Con este argumento, señaló que todas sus conductas posteriores al asesinato de su madre y su tía, hechos que se le imputan, no tienen que ver con esto.

 

“Todo lo posterior, incluso que se comporte un gato, son un problema aparte”, indicó. Incluso, aclaró que la defensa puede presentar todos los pedidos que considere pertinentes, pero eso no implica que estén objetando las pericias realizadas por el Cuerpo Médico Forense.