Mundo Viernes, 7 de junio de 2019

Envenamiento y reclamo millonario: las vacaciones de pesadilla de una pareja en Punta Cana

Dos estadounidenses sufrieron una intoxicación por una exposición a químicos. Hubo otras tres muertes en el último mes.

Por Redacción LA

Una pareja de Colorado, Estados Unidos, eligió para su estadía el resort The Grand Bahía Príncipe, en La Romana. Pero ni bien llegaron el primer día ya vivieron un verdadero infierno.

La historia se conoce recién ahora pero ocurrió hace un año. La coincidencia fatal hizo que ahora se replicara el caso: Kaylynn Knull y Tom Schwandar se alojaron en el mismo hotel lujoso en el que luego murieron tres turistas. 

Kaylynn contó que, cuando les dieron la habitación, parecía que el cuarto estaba recién pintado. Así, el fuerte olor a pintura hizo que sufrieran reacciones alérgicas, ardor en los ojos y exceso de salivación. 

 

Parecía algo pasajero y, agotados por el viaje, los turistas se fueron a dormir. Pero a las 4 de la mañana debieron contactar a un médico ante las reiteradas molestias. Cansados de no obtener respuestas del hotel, la pareja decidió cancelar la estadía y se retiró, informó diario Clarín.

Tiempo más tarde, ya de regreso en Estados Unidos, Kaylynn Knull y Tom Schwander se realizaron análisis médicos y comprobaron que en realidad habían sufrido un envenenamiento durante su corta estadía en Punta Cana.

 

El médico que los examinó les indicó que se envenenaron con organofosfato, un químico presente en los plaguicidas. Recuperada, la pareja no dejó el caso ahí y presentó una demanda contra el hotel dominicano. Reclama un millón de dólares por haber puesto en serio riesgo su salud. 

 

En el mismo hotel se produjeron tres muertes de turistas estadounidenses en un corto plazo.  El 25 de mayo, Miranda Shaup murió en una ambulancia antes de llegar al hospital. Antes de descompensarse, la turista había tomado una bebida con alcohol en la habitación. Los médicos detallaron que murió por un edema pulmonar causado por líquido en los pulmones.

Ese mismo día, otra pareja estadounidense, Cynthia Day y Nathaniel Holmes fueron encontrados muertos en la habitación.  Los médicos dieron el mismo diagnóstico que el de Miranda: edema pulmonar provocado por la presencia de líquido en los pulmones.