Espectáculos Viernes, 21 de febrero de 2020 | Edición impresa

Puerta 7: los barras, el fútbol y mucho más

La primera temporada de esta serie, disponible desde hoy en la plataforma, se mete en el universo de los barrabravas.

Por Lorena Cancela - Especial para Los Andes

Ya se puede ver en Netflix la primera temporada de “Puerta 7”, una nueva ficción producida por Netflix junto a Pol-ka, dirigida por Adrián Caetano (“Apache”, “Tumberos”, “Un Oso Rojo”) y que tiene como protagonistas al fútbol, sus barrabravas, los directores de clubes y por supuesto los jugadores. Filmada en 4 k, la serie fue creada por Martin Zimmerman (el mismo autor de “Ozark” y “Narcos”) y es protagonizada por Antonio Grimau, Carlos Belloso, Dolores Fonzi y Esteban Lamothe, entre otros actores argentinos. Los Andes asistió a la presentación del proyecto donde también se anunció una nueva serie argentina, comedia en este caso, que verá la luz en mayo protagonizada por Sebastián Wainraich y llamada “Casi Feliz”.

Reflexiones sobre el fútbol y la violencia

En la década del ‘90, en un lejano Festival de Cine de Mar del Plata, una película hablada como se escuchaba en la calle, filmada en exteriores y en lugares emblemáticos de la Capital Federal (como el mismísimo Obelisco) conmovía a un sector de la crítica de cine a tal punto que, a partir de allí, esta hizo nacer a un movimiento hoy conocido como “nuevo cine argentino”. La película era “Pizza, birra, faso” y su coautor era Adrián Caetano. En este filme sus protagonistas se expresaban con sus propios modos, alejados del diccionario, y vivían situaciones y/o habitaban lugares considerados marginales pero que los directores miraban y descubrían desde otro punto de vista. Con los años, estas características marcaron una tendencia que trascendió la pantalla grande, llegó a la televisión y allí apareció nuevamente Caetano para filmar “Tumberos”. Pasaron los años y hoy el realizador despliega todo su talento en “Puerta 7”, una serie que transcurre entre barras, directores de clubes de fútbol y pibes de barrio.

 

Lo quizás sorprendente es que detrás del proyecto está un norteamericano que habla perfecto el español: Martin Zimmerman, autor de “Ozark” y “Narcos”, hijo de madre argentina y apasionado del fútbol, aunque la mayor parte de las veces lo conoció por VHS. Fanático de Boca Juniors, Zimmerman hizo una investigación para encarar el armado de la serie.

Caetano tiene una posición muy clara respecto del proyecto y comenta: “Yo creo que los barrabravas son parte de la sociedad argentina. Creo que hay algo medio pacato dentro de la sociedad, como si no tuviera nada que ver con la violencia, y es una sociedad que aún tiene fundamento violento. Y desentendernos de eso sería como muy careta. Yo voy a la cancha desde que era chico. Los barras conviven y cuando entran a la cancha la gente aplaude, vitorea.

 

Los barrabravas en la Argentina tienen lazos con la política, el poder, los negocios ilegales y existen porque hay toda una sociedad que banca eso. Es una sociedad que banca eso por los políticos que votamos, la forma de hacer política, la forma de hacer poder.

Prensa

La mafia sigue siendo una forma de conformación primitiva, pero por ahora es una de las pocas que conocemos. En la serie los barrabravas dialogan con los dirigentes del club y viceversa. Hay un diálogo, una concepción familiar un poco mafiosa, que eso es lo que más fuerza le da a la serie.

 

No denuncia a los barras, convive con estos personajes. No es que son malos, y ya. Es mucho más complejo el tema”, afirma Adrián Caetano para delinear a grandes trazos lo que hoy podremos constatar en el streaming.

Zimmerman asiente y agrega: “La serie no es ‘esos son ellos’ y ‘esto somos nosotros’. No es que los barrabravas son algo diferente de la sociedad. Los otros escritores de la serie, cuyas familias van a la cancha, conocen barras y a veces éstos les ofrecen algo, como un lugar para un tío enfermo. Yo también creo que todos somos parte de un sistema que crea ese fenómeno. Viniendo de Estados Unidos yo tenía la idea previa de que era una mafia, pero gracias a los puntos de vista de los otros escritores (Gonzalo, Patricio) aprendí que parece una mafia (al estilo de la de Sicilia), pero es un fenómeno distinto; esto pasa por el barrio y lo social”.

 

Como toda serie de Netflix, “Puerta 7” va a tener distribución global e instantánea y por tanto va a tener que ayudar a la audiencia a relacionarse con elementos que, aun cuando el fútbol argentino sea mundialmente famoso por sus jugadores, le son ajenos; como frases que se ponen en boca de los personajes que son sacadas del contexto local.

Al respecto Zimmerman sostiene: “había que iluminar las diferencias con la mafia italiana y destacar las similitudes para que sea legible para una audiencia internacional, que viene aprendiendo por décadas cómo es una mafia italo-americana a través de los medios masivos estadounidenses”.

 

“Puerta 7”, ¿podrá generar algún tipo de cambio en lo social?

Caetano se manifiesta un poco escéptico al respecto, aunque dice: “estaría bueno que haya un debate. Pero soy más de creer que la serie es una consecuencia de la realidad. No está pensada para cambiar nada, sí para generar un debate”. Zimmerman agrega: “Yo también espero que genere un debate y que éste ronde por cómo los medios pueden cambiar la conciencia de una persona, la percepción que tiene esa persona sobre ciertas cosas. Creo que el debate puede generar, aunque muy lento, algún cambio”.

La serie retrata su propio mundo, es una ficción propiamente dicha que genera vínculos entre los personajes más allá del tema que trata. Incluso introduce en un mundo considerado machista la presencia de Diana (Fonzi) que le hará frente a Lomito (Velloso). Es síntesis, se apega a la realidad, pero también crea su propio verosímil. Desde hoy está disponible en Netflix.

 

Dolores Fonzi: “Son guiones que vienen a romper estructuras”

Una mujer que lucha contra la violencia en el fútbol. Barrabravas, negocios, secretos, asesinatos. “Puerta 7”, promete ser más que ficción: retratar la cruda realidad, el modus operandi de los barras de los clubes de fútbol.

“Mi personaje es Diana. Fue un rodaje intenso, de cuatro meses”, explicó Dolores Fonzi en la presentación, en la Usina del Arte, en La Boca, a la que asistió Los Andes. “Una mujer en el mundo del fútbol no es un detalle. La primera mujer designada para encargarse de la seguridad en un club. Ella es tan fuerte, es como un extraterrestre, nadie entiende que entre a cambiar las cosas. Se trata de guiones atractivos que vienen a romper estructuras”, anticipó.

 

Fonzi reconoció que no tenía relación con el mundo del fútbol. Y que el rodaje se tornó complejo: “La historia tiene muchos planos secuencias. A Adrián (Caetano) le gusta mucho eso. Es un genio en eso, pero no fue fácil. Pasamos mucho frío, extensas jornadas en canchas de fútbol”, detalló.

En la presentación. Dolores Fonzi da detalles de su personaje en la premiere de “Puerta 7”. | Prensa

A Fonzi (que ya filmó para la plataforma “Distancia de rescate”, película basada en el libro de Samanta Schweblin y aún no estrenada) la acompañan en este thriller Esteban Lamothe, Juan Gil Navarro, Carlos Belloso Antonio Grimau, Daniel Aráoz, Manuela Pal; entre más. Los guiones son de Patricio Vega.

 

“Puerta 7 es una historia de crimen organizado, deporte y política”, comentó Carlos Belloso en un videoclip de adelanto que proyectaron desde Netflix.

“Una metáfora de hasta qué punto la pasión puede volverse violencia”, sumó Daniel Aráoz. Fonzi bromeó que con que a los muchachos (a los barras) les va a gustar verse”.