Sociedad Martes, 3 de septiembre de 2019 | Edición impresa

Proyecto para reutilizar remanentes alimenticios

El oficialismo trabaja una iniciativa para disponer de los desperdicios que generan restaurantes, hoteles y súper.

Por Redacción LA

El oficialismo trabaja en un proyecto de ley para reutilizar los desperdicios de alimentos de restaurantes, hoteles y supermercados.

El objetivo es distribuirlos a organizaciones o comedores que dependan del Estado para que sirvan de alimento a quienes lo necesiten.

Marcela Fernández, diputada provincial por Cambia Mendoza, explicó que si bien el término “desperdicios” puede generar controversia, pero se refiere a lo que los comercios gastronómicos desechan pero están en buen estado.  

 

“Esto tiene que ver con un escenario que ya fue aprobado en Nación todo lo que era desperdicios alimentarios y todo lo que podía entenderse como gatillo de lo que no se usa en restaurantes, supermercados, cómo se distribuye y cómo el Estado está detrás  garantizando el acceso a ese tipo de alimentos”, aclaró la diputada .

En este sentido, Fernández remarcó que para evitar futuros problemas en la salud de las personas se deben estipular ciertas condiciones que garanticen la salubridad de esos productos. “El debate se produjo en el por qué la palabra desperdicio, el sentido de esto para qué se les pueda dar a las personas en situaciones de necesidad. Hay que determinar cuáles son los elementos que tienden a que los alimentos no estén ni vencidos ni con baja calidad ni contaminados”, expuso.

 

De esta manera, el proyecto apunta a ser una adhesión a la ley nacional 17454 que busca reducir la cantidad de residuos. Es por ello que Daniel Rabino, jefe del Departamento de Higiene y Alimentos de la provincia, explicó debido a la reglamentación con la que cuenta el Banco de Alimentos se podría trabajar con dichos restos. 

 

El titular de Higiene adelantó que el desafío será ampliar la norma a todos los elaboradores de alimentos. “Lo que nos está faltando es abrir más el paraguas y salir de la industria y pensar en elaboradores de alimentos a todo nivel y ver qué podemos hacer con esos alimentos que no son utilizados”.