Sociedad Miércoles, 11 de septiembre de 2019 | Edición impresa

Próvolo: violaciones, pañales, golpes y zoofilia en el duro relato de una víctima

Los ex alumnos denunciantes se explayan sobre los abusos y maltratos que vivieron en el instituto religioso para chicos sordos.

Por Ignacio de la Rosa - idelarosa@losandes.com.ar

El caso Próvolo es complejo por donde se lo mire. Por empezar, se trata del escándalo de abuso eclesiástico más importante de la historia de la provincia e, incluso, con trascendencia internacional. Sobre todo si se tiene en cuenta que es la primera vez que dos curas se encuentran denunciados y enjuiciados en una misma causa y por tantos delitos. Es que entre Nicola Corradi (83) y Horacio Corbacho (59) suman 22 imputaciones por abuso sexual -simple y agravado- y corrupción de chicos sordos que vivían en el instituto católico ubicado en Carrodilla. A ellos se suma el ex jardinero Armando Gómez, con 6 imputaciones más, y son los 3 integrantes de la primera de las causas penales y quienes están enfrentando el juicio.

Sin embargo, no son los únicos imputados. De hecho, hay 10 imputados más -en otras dos causas, entre quienes se destacan 2 monjas- y un ex monaguillo ya condenado tras reconocer la autoría de 11 hechos contra 5 chicos. Y esta división de episodios para el debate oral derivará en una situación atípica: todas las entrevistas en cámaras Gesell a las víctimas donde describen las atrocidades y tormentos que vivieron en el “instituto del terror” que fueron grabadas durante la instrucción (hubo una única) deberán reproducirse hasta 3 veces, una por cada juicio.

 

Esto ya se evidencia en el primero de los juicios que transcurre por estos días. Es que todos los ex alumnos denunciantes se explayan sobre los abusos y maltratos que vivieron, pero no sólo ubican como autores y partícipes a los imputados actuales; sino también a las monjas, autoridades y docentes del instituto. “Kosaka está nombrada en todas las cámaras Gesell que hemos visto, por lo que se van a tener que reproducir todas nuevamente durante el juicio contra ella”, destacó una fuente judicial del caso.

Esto significa que cuando culmine el debate actual, cuando llegue a juicio la causa 2 -con la monja Kosaka como única imputada por 9 episodios-, muchas de las cámaras Gesell que ya se han reproducido (algunas con duraciones que superan las 4 horas) deberán reproducirse nuevamente. Y lo mismo ocurrirá cuando sea el debate por la causa 3, con la otra monja (Asunción Martínez), la ex representante legal (Graciela Pascual), ex directoras y ex trabajadoras imputadas como partícipes primarias.

 

Durante la Investigación Penal Preparatoria (IPP), los abogados de las más de 20 víctimas que tiene todo el caso solicitaron que se unifiquen todas las causas en un único debate. Sin embargo, esto no pudo concretarse finalmente.

Denunció al cura por violaciones y a la monja por ponerle pañales

Una ex alumna de 20 años, y quien estuvo en el instituto desde 2005 -ingresó cuando tenía 6-, acusó al cura Horacio Corbacho de haberla violado en el interior del baño del albergue de chicas en dos oportunidades. Además, sostuvo que luego de uno de los ataques, la monja Kosaka le colocó pañales para ocultar las heridas que le produjo el vejamen.

 

La joven declaró ayer por medio de la reproducción de entrevistas en cámara Gesell desarrolladas durante la investigación.

La víctima destacó que la monja Kosaka le puso pañales luego de uno de los abusos para ocultar la hemorragia / Foto: Los Andes.

De acuerdo a su testimonio, en un par de oportunidades en que estaba sola en el baño, ingresó Corbacho y la sometió sexualmente. La víctima agregó también que en los minutos posteriores a uno de los abusos ingresó también otra alumna del instituto al baño, y la encontró vulnerable. Fue precisamente esta segunda niña quien le pasó algunas servilletas de papel para que pudiera limpiarse y fue quien radicó la primera denuncia a fines de noviembre del 2016.

 

Golpes y zoofilia

Además de los vejámenes, la víctima indicó que Corbacho también la tocó en sus brazos y piernas en diferentes oportunidades. Y destacó haber sufrido maltratos físicos constantemente mientras estuvo internada en el albergue del lugar. Manifestó que quienes la golpeaban eran Corbacho y el otro sacerdote Nicola Corradi; pero también lo hacían la monja Kosaka, el ex monaguillo Jorge Bordón y el otro ex empleado que estuvo imputado al principio, pero que fue sobreseído por inimputabilidad.

Precisamente sobre este último, la ex alumna destacó haber visto como penetraba a un perro que estaba en el instituto. Incluso, manifestó que tenía videos en su celular de estos hechos, junto a otro tanto material pornográfico.

 

Cómo sigue

Durante la mañana de hoy será el turno de la declaración de otro ex alumno, quien declarará como víctima y testigo. Lo hará de forma presencial y en tiempo real (no es una entrevista ya grabada), aunque también en cámara Gesell. Además, no estará en la misma sala que los imputados.

El jueves, en tanto, declarará otro ex alumno; aunque lo hará como testigo.

El viernes no habrá audiencia -los jueces aprovecharán la jornada para hacer una síntesis de la semana-; mientras que el próximo lunes se reanudará lo que resta de reproducción de la entrevista a la joven que declaró ayer.