Sociedad Martes, 25 de septiembre de 2018

Próvolo: uno de los imputados reconoció los abusos y fue condenado a 10 años

Se trata de Jorge Bordón, ex administrativo y monaguillo. Está detenido desde noviembre de 2016, acusado de 11 episodios contra 5 víctimas.

Por Ignacio de la Rosa - idelarosa@losandes.com.ar

Jorge Bordón, ex administrativo del instituto Antonio Próvolo (Carrodilla) y uno de los detenidos e imputados como autor de los abusos sexuales agravados y episodios de corrupción a chicos sordos, reconoció la autoría de los hechos por los que se lo acusa en el establecimiento donde estudiaban y dormían chicos sordos. 

De esta manera, se acordó la figura de un juicio abreviado con una condena de 10 años, algo que fue formalizado en una audiencia durante la mañana de hoy. Así las cosas, el hombre ya quedó con condena firme y no será sometido al proceso que se fije para los otros 3 imputados de la primera causa (el también administrativo Armando Gómez; y los curas Nicola Corradi y Horacio Corbacho). Estos últimos -también presentes en la audiencia- irán a juicio.

 

Bordón también era identificado por los chicos como monaguillo y se encuentra detenido desde el comienzo de la causa. En total, está denunciado por 11 hechos de abuso y corrupción de menores, entre ellos, uno de los cometidos y denunciados oportunamente en 2008-.

“Se ha confesado que las víctimas dicen la verdad, que los intérpretes dicen la verdad y que el Próvolo era una máquina sistemática de abusos”, sintetizó a su turno uno de los abogados querellantes, Sergio Salinas (de la ONG Xumek).

A confesión de parte...

Pasadas las 10 de hoy, los 4 imputados y detenidos llegaron con custodia policial a la sala de audiencia del segundo tribunal penal colegiado, presidido por el juez Marcelo Gutiérrez del Barrio. Allí, antes de comenzar con la etapa de lectura de los hechos que se imputan; el abogado defensor de Bordón (Maximiliano Legrand) y el fiscal que instruye la causa (Gustavo Stroppiana) oficializaron ante el juez el acuerdo de condena.

"Acordamos el mínimo legal de la pena, y entendemos que es beneficioso para el imputado porque se trata de una causa muy relevante y en la que se espera que haya penas alta. Entonces, al acordar el juicio abreviado, le ahorramos al imputado el juicio y la posibilidad de una condena más alta", destacó Legrand a Los Andes, e indicó que el máximo previsto por la ley para estos delitos es de 50 años.

"Él (por Bordón) está conforme con la condena. La incertidumbre de un juicio y el miedo de tener una condena alta lleva a muchas personas a pasar algo muy traumático", indicó Legrand, quien destacó que Bordón seguirá en su celda de la cárcel de Boulogne Sur Mer.

Por su parte, el abogado querellante Oscar Barrera -uno de los letrados que acompaña a los denunciantes- indicó que la condena es importante. "De esta manera queda confirmado que las víctimas no mienten, que los chicos han dicho la verdad durante todo el proceso", indicó Barrera.