Sociedad Jueves, 3 de octubre de 2019

Próvolo: la monja acusada de abusar a menores seguirá en prisión hasta el juicio

Su abogado había solicitado que recuperara la libertad, pero la Justicia no hizo lugar. Antes de fin de año podría empezar otro juicio,

Por Ignacio de la Rosa - idelarosa@losandes.com.ar

Kumiko Kosaka es la monja japonesa que, junto a dos curas y un ex jardinero, está imputada en el Caso Próvolo. Se trata del mayor escándalo de abuso eclesiástico de la historia de Mendoza, donde más de 20 jóvenes sordos señalan a religiosos y ex empleados como autores de numerosos abusos sexuales y episodios de corrupción de menores, todo mientras los niños -eran menores de edad al momento de los ataques- estudiaban y dormían en el instituto religioso Antonio Próvolo (Luján).

 

Si bien la monja no está entre los acusados que enfrentan el juicio que transcurre desde el 5 de agosto, su situación sigue sumando novedades. Esta mañana la Justicia resolvió que la religiosa oriental continúe cumpliendo la prisión preventiva, por lo que aguardará el juicio por los casos donde está denunciada (suma 7 imputaciones) detenida bajo la modalidad de prisión domiciliaria.

Kumiko Kosaka seguirá en prisión hasta el juicio

La jueza Mariana Gardey decidió no hacer lugar al pedido del abogado de la monja, quien había solicitado -una vez más- el "cese de la prisión preventiva" para Kosaka; al tiempo que había planteado las nulidades de las pruebas que la comprometen en los abusos. Por su parte, el Ministerio Público Fiscal -en la figura de Gustavo Stroppiana, quien investiga la causa- y los abogados de las víctimas habían solicitado que se la mantenga en la misma situación en que se encuentra desde mayo del 2017. Además, la jueza resolvió extender el plazo de la Investigación Penal Preparatoria; etapa previa a que se decida pedir la elevación a juicio.

Comprometida

Kosaka cuenta con 7 acusaciones formales como autora y partícipe primaria de abusos sexuales contra ex alumnos y alumnas del Próvolo. Entre las denuncias que acumula, se destaca un episodio en que dos alumnas relataron que la monja le puso pañales a una de ellas luego de que el cura Horacio Corbacho la violara; otra alumna que sostuvo que la "entregó" para que la vejara el mismo sacerdote; así como también hechos en que está señalada por tocar y filmar a las niñas mientras se bañaban.

 

El Caso Próvolo está dividido en 3 causas. La primera tiene a Corbacho, al también cura Nicola Corradi y al ex jardinero Armando Gómez imputados por 28 hechos; y son quienes están en juicio actualmente. Kosaka integra en soledad la segunda causa con 7 acusaciones. Mientras que la tercera causa tiene a otra monja (Asunción Martínez), a la ex representante legal (Graciela Pascual) y a ex directoras y trabajadoras del instituto imputadas como partícipes por omisión -se considera que tenían indicios suficientes para advertir las irregularidades y nunca hicieron la denuncia-.

Si bien aún no hay siquiera una fecha estimativa para la elevación a juicio de las causas dos y tres, se estima que ambas podrían no sólo tener esta solicitud sino que contar con el debate ya arrancado antes de fin de año. La tercera de las causas está más encarrilada a este desenlace que la segunda. No obstante, en caso de que ambas sean elevadas a juicio en fechas similares, las dos causas podrían unificarse (aunque las acusaciones contra Kosaka son más graves que las de las otras imputadas).