Sociedad Martes, 23 de abril de 2019 | Edición impresa

Prometen la planta de residuos en dos años

La provincia aprobó la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto en El Borbollón. Licitarán la primera etapa.

Por Ignacio de la Rosa - idelarosa@losandes.com.ar

Un predio de casi 400 hectáreas, ubicado en El Borbollón (Las Heras), alejado del conglomerado urbano, que contará con 2 piletas -en un principio- y con toda una planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos. La semana pasada, la Secretaría de Ambiente de la Provincia aprobó la declaración de impacto ambiental para el Centro Ambiental El Borbollón; por lo que antes de que termine el 2019 la Secretaría de Ambiente de la Nación licitará la primera etapa de las obras que darán origen a un mega establecimiento en el que se tratarán 1.200 toneladas de residuos de Maipú, Godoy Cruz, Luján de Cuyo, Guaymallén, Las Heras, Lavalle y Ciudad de Mendoza.

La directora de Protección Ambiental, Miriam Skalany resaltó la importancia de la planta al considerar que 70% de los residuos sólidos urbanos (RSU) que se generan en la provincia serán gestionados y tratados en el lugar. Y resaltó que, una vez adjudicada la obra e iniciados los trabajos; la meta es que esté terminada en un plazo de 18 meses. De esta manera, para mediados del 2021 -y de no mediar inconvenientes- el centro ambiental estaría listo para comenzar a operar. El financiamiento de la primera etapa se hará por medio de un crédito de 60 millones de dólares aportados por el BID.

 

Es un proyecto muy importante y que llevó 3 gestiones desde que comenzó a formularse. Es importante el hecho de que este año vaya a licitarse ya, y que el BID aporte los fondos para la construcción de los primeros módulos”, destacó Skalany.

La funcionaria destacó además que trabajarán con un programa de inclusión social para brindarles una salida laboral digna a los mendocinos vulnerables que trabajan en los distintos basurales locales y sin ninguna protección. “Hay 150 personas que trabajan en los distintos basurales del Gran Mendoza y que ya han sido censadas en un trabajo conjunto con la UNCuyo. La idea es armar una cooperativa dentro de un plan de inclusión social y que estas personas trabajen en la planta”, destacó la directora de Protección Ambiental.

 

Si bien en un principio se construirán los primeros dos módulos y el centro de separación de RSU -con la financiación del BID-; la idea a futuro es que todo el centro sea administrado por un consorcio comprendido por los departamentos que tengan jurisdicción en su operatividad. Y que amplíen la cantidad de módulos y hasta se trabaje en la generación de energías alternativas (como por ejemplo, el biogás). El objetivo es no apuntar solo a la captación, sino también al aprovechamiento.

En detalle

En Mendoza se generan 670.000 toneladas de residuos sólidos urbanos al año. Esto significa que en 365 días, cada uno de nosotros genera 370 kilos; y sólo en un día la suma de lo generado por todos los habitantes asciende a 1.850 toneladas.

 

De lo que se produce a diario, 70% se genera en la zona Metropolitana, mientras que en el Sur llega a 15% y en el este a 11%.

Actualmente, en el área donde está proyectado y se va a construir el Centro Ambiental funciona un predio donde se produce relleno sanitario con los desechos. Cuenta con celdas impermeabilizadas -lo que evita que los líquidos y residuos contaminen las capas freáticas- y allí se concentra 40% de la basura del área metropolitana. En la planta actual se hace una captación y recirculación de los líquidos lixiviados, los que vuelven a agregarse sobre todo el relleno una y otra vez.

 

El anunciado y ya aprobado proyecto se encontrará más alejado de la urbanización y de la ruta 40 (a unos 4 kilómetros hacia el norte), concentrará 70% de los desechos y tampoco involucrará el área de ampliación del aeropuerto El Plumerillo. “Es un predio nuevo de El Borbollón, distinto al que ya está en funcionamiento -aunque colindante-; y el centro ambiental va a coexistir con la planta actual. Cuando se cerró el basural de Cacheuta (Luján) y el de El Pozo (Godoy Cruz), a ambos departamentos se les habilitó una estación de transferencia para trasladar sus residuos sólidos urbanos a El Borbollón. Y si bien Guaymallén también tiene todavía su basural en la zona de Puente de Hierro, de a poco a comenzado a transportar a esta planta también”, detalló Skalany, quien indicó que la nueva planta prácticamente cuadriplicará la capacidad de tratamiento.

 

De acuerdo a lo proyectado, el Centro Ambiental estará localizado en una zona apta para este tipo de emprendimientos (por ello se otorgó la declaración). Contará con un módulo de relleno sanitario de casi 25 hectáreas y que tendrá doble sistema de impermeabilización de fondo -compuesto por una capa de 20 cm de suelo bentonítico más una geomembrana plástica de 2.000 micrones-. Está diseñado para poder albergar los residuos durante un período de 5 años, con un promedio de generación diaria de 1.500 toneladas diarias.