Política Jueves, 13 de febrero de 2020 | Edición impresa

Presupuesto: el PJ apuesta a que la Nación financie las obras

El peronismo presentó una propuesta alternativa a la del oficialismo y la sesión en Diputados pasó al lunes.

Por Fernanda Verdeslago - Especial para Los Andes

La dilación sobre el tratamiento de la pauta de gastos de Mendoza tiene bastante colmada la paciencia del oficialismo. Aún así, ayer accedió al pedido del peronismo en la Cámara de Diputados, que presentó otra alternativa, para estirar la definición al lunes.

Con el cuarto intermedio, la rosca sigue y durará probablemente todo el fin de semana. El punto de la discusión, ahora, es si se acepta lo que propone el PJ en su totalidad, a medias, o se rechaza. 

 

Lo más comprometido es el plan de obras que el Gobierno pensaba para los departamentos de la provincia, para lo que necesita que dos tercios de ambas Cámaras lo autoricen a buscar financiamiento por 300 millones de dólares. Germán Gómez, presidente del bloque peronista en la Cámara baja, fue claro: “La Provincia no está en condiciones de asumir mayores endeudamientos dados los que ya tiene”, en sintonía con lo que dijo ayer el ministro de Economía de la Nación .

En este contexto, quien cobró protagonismo es Anabel Fernández Sagasti, senadora nacional por el Frente de Todos con llegada al Gobierno nacional. El martes se reunió con los intendentes del PJ en Buenos Aires y, si bien no hubo detalles, todo indica que el dinero para obras en las seis comunas peronistas podría llegar desde la Nación, directamente o en forma indirecta a través de la refinanciación de la deuda que Mendoza tiene con el Banco Nación y Anses. 

 

El proyecto del PJ avala, a medias, el roll over y en el tema de las obras, propone una alternativa al plan presentado por el Gobierno. 

Específicamente, el artículo 36 marca la cancha en materia de financiamiento y uso del crédito. La autorización será solamente para financiar el plan de obras del Presupuesto y hasta $ 4.992.686.175. Además, se podrá pagar la amortización de la deuda pública (roll over) que tenga vencimiento durante 2020 hasta $ 6.467.022.462. 

 

En lo que refiere a endeudamiento, el PJ establece que deberá ser en pesos; no se podrá ajustar en UVA; la tasa no podrá ser superior a Badlar más el 5%; el plazo será hasta cinco años y no podrá haber plazos de gracia para el pago de capital e intereses. 

En busca de consenso

Si bien desde el oficialismo aseguraron que “van a estudiar” la propuesta, insistieron en que es muy complicado conseguir créditos en pesos a tasas bajas. 

 

Andrés Lombardi, presidente de la Cámara de Diputados, minimizó ese refinanciamiento: “Son $ 1.800 millones”. Aclaró que de los $ 6.500 millones contemplados, gran parte es con el Banco Nación y Anses. Al ser la misma fuente que financia, no requiere autorización legislativa porque se trata de un aplazamiento de los pagos.

Con respecto a obras, según la iniciativa peronista, se harían con ese refinanciamiento de la deuda con los organismos nacionales. Si el Ejecutivo, como consecuencia de la reestructuración o refinanciación de la deuda pública, lograra postergar pagos de capital y/o intereses previstos en el financiamiento, deberá destinar lo ahorrado en dichos rubros para el plan de obras 2020 detallado en el proyecto del Presupuesto. 

 

Es decir, la oposición no rechaza el roll over en su totalidad, apura al equipo de Rodolfo Suárez a renegociar con la Nación gran parte de la deuda en pesos; no le permite pedir dólares para obras sino que refuerza el plan original. 

En Cambia Mendoza no quieren dilatar más el asunto, por lo que tratarán de consensuar ambas propuestas y, en los artículos en los que no haya acuerdo, irán al recinto a dirimirlos en la votación. 

El lunes será el próximo round de la discusión

A solicitud del Bloque Frente de Todos-PJ, los diputados decidieron en forma unánime pasar la sesión de ayer a un cuarto intermedio para el próximo lunes, a las 10, para tratar en el recinto el proyecto de Presupuesto provincial 2020.

 

Cabe aclarar que, previo al cuarto intermedio, tomaron estado parlamentario los dos despachos en cuestión: uno de mayoría firmado por el oficialismo y el PI, y otro en minoría propuesto por el PJ.