Política Viernes, 21 de febrero de 2020 | Edición impresa

Presupuesto: el Gobierno salió a “mostrar” las obras que no hará tras el rechazo del PJ

La negativa al endeudamiento en dólares y al roll over en Diputados encendió la bronca en el oficialismo.

Por Gabriela N. Sánchez - gasanchez@losandes.com.ar

Con la media sanción del Presupuesto pero sin la posibilidad de tomar deuda para el roll over y el plan de obras, el oficialismo salió ayer con los tapones de punta a detallar uno por uno todos los proyectos que no podrá hacer en la provincia. Entre los más importantes están la ampliación del hospital Notti y las 8 mil casas del IPV que querían entregar en cuatro años. 

Es que en medio de las negociaciones con los intendentes peronistas para lograr los dos tercios de los votos que requiere el endeudamiento provincial, el lunes Rodolfo Suárez había anunciado su plan plurianual de obras y desarrollo con equidad (PODE). En total, requería U$S 300 millones y pensaba ir a pedírselo a organismos internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo y Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional. Pero todo quedó en nada y ahora desde Cambia Mendoza insisten en que si hay aumento del desempleo, será responsabilidad del peronismo. 

 

“Sin endeudamiento ni roll over habrá menos obras. Habrá ajustes: no tendremos el programa vitivinícola que se necesita, el plan de lobesia botrana será más chico, no tendremos algunas obras. También va a impactar en las paritarias”, aseguró el ministro de Hacienda, Miguel Lisandro Nieri, tras el tratamiento del proyecto en Diputados. 

“La negativa al endeudamiento y de no acompañar al gobernador en su primer año es una obligación de ajuste y va a repercutir directamente sobre el empleo”, agregó. 

La postura del peronismo también cayó mal en el sector empresario. “Nosotros somos ecuánimes y apoyamos el crecimiento de la provincia. Cuando la situación es difícil hay que apostar al diálogo y no a la división. Hoy, el debate político parece una novela. No es un debate maduro a favor de los intereses de los mendocinos”, dijo el presidente del Consejo Empresario Mendocino, Federico Pagano. 

 

“Jamás a un Gobierno se le negó el roll over. No aceptar un préstamo del BID es un papelón porque son a tasas muy blandas. Es un perjuicio para los mendocinos porque si no hay obras, habrá menos empleo”, añadió. 

Desde Casa de Gobierno señalaron que, sin el PODE, Mendoza se perderá la oportunidad de generar 6.500 puestos de trabajo y de dar oportunidades a 1.300 Pymes.

 

Las obras en suspenso

Dentro del anexo del Presupuesto 2020 estaba el detalle del PODE. La lista la encabezaban los tres proyectos que quedaron pendientes de autorización el año pasado: el Girsu (Gestión Integral de los Residuos Sólidos Urbanos), la doble vía de Rivadavia y el acueducto ganadero de La Paz. Entre los tres suman U$S 50 millones. El primero iba a ser financiado por el BID y los dos últimos, por el FFFIR.

Alrededor de U$S 15 millones se iban a destinar a la ampliación del Hospital Notti (quirófano, terapia intensiva, neonatología y cirugía cardiovascular) y a la refuncionalización de la red hospitalaria de Mendoza. Unos U$S 8,5 millones eran para infraestructura escolar (reparaciones de colegios y jardines maternales) y algo más de U$S 24 millones para obras de riego y cuidado del agua, donde estaba previsto renovar el 70% de la red cloacal provincial. 

 

El mantenimiento e intervención de rutas tenía una partida de U$S 51 millones y el Programa de Infraestructura Municipal una de U$S 15 millones. 

Otra de las obras importantes que quedó afuera de la agenda es la línea de alta tensión de 220k que va de Cruz de Piedra (Maipú) al Gran Mendoza. Se trata de 22 kilómetros de doble terna a un costo de U$S 20 millones. 

Las afectadas por el fallido roll over

Como en el recinto el oficialismo fue a todo o nada, también se quedó sin el canje de vieja deuda por $ 6.500 millones. “Sin el roll over, los $ 6.500 millones  no se podrán negociar y tendremos que pagar. Tendremos que ver de dónde saldrá el dinero, qué planes de obra pública no se van a empezar o qué plazos de ejecución se van a estirar”, dijo el presidente del interbloque de Cambia Mendoza en Diputados y presidente de la Comisión de Hacienda, Jorge López.

 

En total, en el Presupuesto 2020 se estipulan unos 9 mil millones de pesos para obra pública. Esa partida es una de las que se recortaría para cubrir el roll over. Por lo tanto, algunas de las obras del listado son las que se paralizarían, como por ejemplo el Polo Judicial, la maternidad del hospital Lagomaggiore, el nuevo edificio del hospital Gailhac, el sistema cloacal de Malargüe y Almafuerte II. También corren riesgo el acueducto Monte Comán-La Horqueta, la modernización del sistema Luján Oeste y la red de ciclovías para el área metropolitana. 

Las obras

En qué pensaba usar el Gobierno los U$S 300 millones.  

U$S 115 millones: viviendas del IPV  

U$S 51 millones: intervenciones en rutas

U$S 50 millones: Girsu, acueducto La Paz y doble vía en Rivadavia

U$S 20 millones: línea de alta tensión Cruz de Piedra

U$S 24 millones: obras de riego y agua

U$S 15 millones: red hospitalaria, ampliación del Notti

U$S 15 millones: Infraestructura municipal

U$S 8,5 millones: infraestructura escolar

 

Cámaras empresarias piden un “diálogo maduro” y “consenso”

Distintas cámaras empresarias mendocinas solicitaron que haya celeridad en la resolución del Presupuesto 2020, el cual obtuvo sanción inicial en Diputados el miércoles pero que aún debe debatirse en la Cámara de Senadores. Tras la polémica por el rechazo al endeudamiento que había pedido el Gobierno, desde el sector empresario pidieron a las dos fuerzas mayoritarias un “diálogo maduro” y un “debate serio” sobre las finanzas provinciales.

Lo hicieron mediante un comunicado en el que reclaman “consenso” e incluso ofrecen conformar una mesa de diálogo. El escrito que busca colaborar para resolver el conflicto está firmado por la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa de Mendoza (ACDE), la Asociación de Ejecutivos de Mendoza (AEM), el Consejo Empresario Mendocino (CEM), la Federación Económica de Mendoza (FEM) y la Unión Industrial de Mendoza (UIM). 

 

Éste es el comunicado completo:

“En el marco del tratamiento del proyecto de la Ley de Presupuesto 2020, las instituciones empresarias abajo firmantes exhortan a la dirigencia política al diálogo maduro, al consenso, la templanza, la prudencia.

Más allá de la evaluación sobre los gastos, ingresos y niveles de endeudamiento del Estado provincial, es necesario que haya un debate serio y preciso sobre las finanzas provinciales, el roll over de la deuda y la inversión que necesita la Provincia.

La sociedad permanece impávida, nuevamente, ante acusaciones cruzadas entre dirigentes políticos que, en definitiva, no esclarecen la situación fiscal provincial, ni aportan a un debate serio y responsable sobre Mendoza y los temas estructurales que necesitan urgente resolución.

Ofrecemos conformar una mesa de diálogo para que contribuya al debate y permita alcanzar los consensos necesarios, liberados de pujas ideológicas o partidarias que se vuelven negativas cuando afectan el desarrollo de la Provincia”.