Política Martes, 18 de febrero de 2020 | Edición impresa

Preparan un amparo para impugnar el aumento a jubilados

La Defensoría de la Tercera Edad considera que la actualización de los haberes es inconstitucional.

Por Redacción LA

Hasta ayer, el decreto con los aumentos para los jubilados anunciado el viernes pasado por el presidente Alberto Fernández, y que debería efectivizarse a partir de marzo, no había sido publicado en el Boletín Oficial. Ni bien ocurra -posiblemente mañana, según fuentes consultadas de Casa Rosada-, el abogado, Andrés Gil Domínguez, y el Defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, presentarán un amparo judicial para impugnar el decreto. 

“Fue un anuncio político sin norma; todavía no está publicado en el Boletín Oficial, por lo que no podemos impugnar lo que no existe, pero ni bien se oficialice, iremos a la Justicia”, confirmó Gil Domínguez, doctor en Derecho y profesor universitario. 

 

Alberto Fernández volvió ayer a defender la medida: “Yo sé que hay muchos jubilados que hoy reciben 35 mil, 40 mil pesos, que están lejos de una situación de holgura y que en verdad merecerían más ingresos; yo lo sé, y espero pronto poder remediar eso. Pero lo que digo es que hoy tenemos otra urgencia. Que hay jubilados que ganan, después de todo este esfuerzo, 16 mil pesos”, dijo el presidente.

El aumento jubilatorio por decreto se compone de una suma fija de 1.500 pesos más un porcentual del 2,3 por ciento. Para el 62,8 por ciento de los jubilados y pensionados que cobran la mínima de 14.068 pesos, en marzo recibirán un incremento del 12,96 por ciento: la jubilación mínima pasará a ser de 15.891 pesos.

 

El gobierno nacional defendió la medida ponderando que el haber mínimo jubilatorio aumentará más que si hubiese seguido vigente la fórmula impulsada por el anterior gobierno. Y que el objetivo en esta etapa es “ir en auxilio de los que menos tienen, los más postergados”.

Sobre esto insistió ayer el presidente Fernández, entrevistado en Radio 10: “Macri cambió un sistema de actualización jubilatoria, que tenía una racionalidad económica absoluta: tenía en cuenta los sueldos, y cuánto recauda el Estado, y sobre esta base, se construía un índice para determinar cuánto ganan los jubilados. Vino Macri y dijo: ‘vamos a tener en cuenta lo que ganan los salarios y la inflación’, convencidos de que ellos iban a bajar la inflación. Decían que corregían la inflación y que iba a estar en el 10% y terminan en el 53%. Esos mismos personajes nos dicen ahora ajustadores”, criticó el Presidente.

 

El amparo colectivo

Según explicó Gil Domínguez a este medio, la acción de amparo colectivo con medida cautelar pretende representar “a todos los jubilados afectados, y tiene el carácter colectivo para evitar que tengan que ir de a uno, siendo que la pretensión es la misma”.

Para Gil Domínguez, el decreto “es una violación al principio de no regresividad, que es la base fundante de los derechos económicos y sociales”. Explicó que “no se puede desmejorar un reconocimiento alcanzado, y si uno hace un comparativo entre la ley de movilidad (de Macri) y lo que se anunció, quienes tenga una jubilación superior a los 17 mil pesos van a cobrar menos de lo que correspondería”.

 

“El principio de no regresividad fue desarrollado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, por la propia Corte Suprema de Justicia”, insistió el abogado constitucionalista.

“El gobierno argumenta que se está ante una emergencia”, apuntó Gil Domínguez. “Si hay una situación de emergencia eso obliga a proteger más a los vulnerables, no a desprotegerlos; los ancianos son un grupo vulnerable protegido por la Constitución y frente a la emergencia, se les saca plata”, respondió el abogado.

 

Respecto al dato que indica que los jubilados con la mínima, que son mayoría, se ven beneficiados con este aumento, Gil Domínguez replicó: “a partir de las jubilaciones de 17 mil pesos, hay un perjuicio y estas no son precisamente jubilaciones altas”.

El Presidente Fernández dijo que desde que asumió el nuevo gobierno las jubilaciones mínimas “se han incrementado en casi un 19 por ciento”. Desde el gobierno afirman que al aumento se le debe agregar el plan de 170 medicamentos gratis para todos los afiliados al PAMI. Son unos 30 mil millones de pesos que el Estado destinará al programa dirigido a 5 millones de jubilados.

 

El gobierno cree que para junio próximo habrá una nueva fórmula de movilidad jubilatoria. Sino, habrá otro aumento por decreto.