+ Deportes Lunes, 16 de septiembre de 2019 | Edición impresa

Pozo destacó las intenciones

El DT del Lobo dejó en claro que se fue conforme por la búsqueda ofensiva: “Se vieron cosas buenas”.

Por Juan Azor - jazor@losandes.com.ar

“Toda derrota duele”. La frase, pronunciada varios minutos después de la segunda caída consecutiva en el torneo contrastaba con la calma que exhibía Diego Pozo, el entrenador mensana. El DT se tomó varios minutos antes de enfrentar los micrófonos y expuso sus sensaciones luego de una derrota tan inesperada como lacerante.

“Duele mucho más porque habíamos empatado y nos convierten ahí nomás. Tenemos que seguir trabajando; intentamos, proponemos y no se nos está dando. Creo que tenemos que tratar de mejorar los errores y ya vendrán las buenas”, contó.

 

-¿Qué te preocupa más, que les esté costando convertir o qué por detalles les conviertan goles?

-El primer gol fue un detalle y tenemos que trabajar para solucionarlo. Después vamos a trabajar en las terminaciones. Hoy se intentó y sabemos que de local tenemos que ser protagonistas; lo fuimos por momentos hoy e hicimos todo lo posible, de forma prolija o desprolija, para intentar lograr una victoria y no se está dando.  

 

“Tenemos que mejorar, crecer y encontrar el equipo. Se que la paciencia de la gente no es la misma que la nuestra a la hora de jugar con chicos del club, pero nosotros tenemos que seguir trabajando”, continuó.

“Me voy conforme con el 4-3-3; intentamos y se vieron cosas buenas. No se nos está dando”, cerró. 

 

El escaso poder ofensivo del Lobo

Preocupa porque las situaciones ayer estuvieron. Gimnasia generó un par de chances claras por tiempo como para llevarse la victoria y sin embargo terminó lamentando la falta de eficacia ante Nereo Fernández. Primero fue Morales quien perdió un mano a mano con el “1”; luego llegaría un tiro libre de Salces que el arquero sacó al córner y un remate de Aguirre que tapó el santafesino en el primer palo. Morales tuvo revancha a través de un cabezazo pero fue anulado por offside (¿fue?) y en el complemento llegaron varias acciones donde fallaron los definidores de ocasión. El gol de Mansilla parecía traer calma, pero el 1-2 de Blondel terminó exponiendo la poca eficacia de Gimnasia en el área rival: marcó 2 goles en 5 juegos.