Sociedad Martes, 23 de abril de 2019

Por una paliza, un patovica le partió la mandíbula en seis

El joven de 25 años relata en primera persona cómo cambió su vida. No puede trabajar más ni jugar al fútbol.

Por Redacción LA

El pasado 9 de febrero Jonatan Farías (25) estaba en el boliche La Nueva Reserva, ubicado en Longchamps celebrando su nuevo puesto de trabajo con unos amigos. Un patovica del local primero lo redujo con una llave de tae-kwondo y luego le propinó una golpiza. El joven cayó al piso inconsciente, su boca dio de lleno contra el mármol de la disco. Es por ello que se le fracturó la mandíbula en seis partes.

Según publica diario Clarín, Farías no puede ejercer su oficio de pintor ya que es peligra su salud y esto le ha ocasionado pérdidas de otros trabajos previstos. Asimismo, no puede jugar más al fútbol, como lo hacía una vez por semana con sus amigos, ni andar en bicicleta y evitar las multitudes. Cualquier golpe, aunque sea suave, en su barbilla podría ser letal.

 

“Me arruinaron la vida”, se lamenta Farías a quien le cuesta hablar y le produce dolor mover la boca. Es que el miércoles pasado el joven tuvo una intervención quirúrgica donde le terminaron de soldar la mandíbula. “Todavía estoy muy molesto, la intervención duró cinco horas y tengo muchos puntos de sutura que me impiden tragar normalmente”, relató el joven que no tiene obra social y agradece la atención médica recibida en el hospital público Lucio Menéndez de Lomas de Zamora.

Farías teme por su futuro y el de su hija de un año y medio. A dos meses del episodio no tiene trabajo y le faltan cuatro dientes producto de los golpes. “No sé cómo voy a hacer. ¿Quién me va a dar laburo? ¿Y si quiero conocer a alguien, cómo hago?”, se lamentó el joven desocupado que no puede brindar ayuda económica en su hogar y debe depender de sus padres.

 

Asimismo, asegura que no dará el brazo a torcer en lo que respecta a la causa. Este miércoles tendrá la primera mediación con el boliche La Nueva Reserva. “Nunca me pidieron disculpas, incluso me difamaron diciendo que yo estaba alcoholizado”, apuntó que irá hasta el final.

En el proceso le esperan tres mediaciones y el juicio penal contra el patovica Sergio González, que aún no tiene fecha.