Economía Martes, 13 de agosto de 2019

¿Por qué sube el dólar y qué hacer ante una corrida?

El resultado de las elecciones superó las expectativas de los actores del mercado y el dólar sobrerreaccionó. La opinión de economistas.

Por Bárbara del Pópolo

El dólar sorprendió a los argentinos con una cotización que superó los $60 a media mañana del lunes, y luego pareció encontrar un piso en $55 (después de la intervención del Banco Central). Pero en un contexto electoral, se espera que la volatilidad continúe.

¿Qué sucedió y qué hacer ahora?

El economista de Value International Group, Daniel Garro, evaluó las razones por las que el precio de venta del dólar se disparó este lunes. Según el especialista, el resultado de las elecciones fue tan sorpresivo, porque como las encuestadoras se encargaron de señalar que la diferencia no era superior a los 6 puntos, que hizo que muchos salieran a vender todos los papeles argentinos, y los que estaban posicionados en pesos salir a comprar dólares porque los Fernández generan una gran desconfianza, tanto por lo que hicieron como por lo que declaran.

 

Así, resulta lógico que una diferencia que la hace prácticamente irremontable para la actual administración, el mercado se desprendiera de los papeles e intentara refugiarse en la moneda norteamericana.

“Siempre hay pesos suficientes para hacer subir el dólar. Hay que recordar que la absorción de pesos que ha estado haciendo el Banco Central vence cada 7 días, ayer la entidad no alcanzó a renovar ni siquiera el 30% de las Leliq, con lo cual ahí salió una cantidad de dinero tremenda que se convirtió en dólares. Eso al margen de lo que sucedió afuera con las fuertes caídas que tuvieron las acciones y los bonos argentinos, la más grande de la historia a partir del resultado de estas falsas primarias”, agregó Garro.

De acuerdo con el economista, quien no se posicionó en dólares hasta el viernes debería esperar unos días a ver cómo se mueve la parte política para ver qué ocurrirá, teniendo en cuenta que el Banco Central ya tomó algunas medidas para contener la divisa. La primera estrategia consistió en tratar de absorber pesos (venta de Leliqs), pero esto no alcanzó y la autoridad monetaria licitó dólares futuros incluso hizo una licitación directa para vender dólares directos, lo que apaciguó la moneda.

 

“Habrá que esperar a ver si tienen resultado las estrategias del Central y sería importante para el país que los Fernández anunciaran quienes van a estar en el equipo económico porque ahí habría que ver, si se trata de gente moderada, la cosa podría calmarse un poco, de lo contrario, hay que ir a comprar dólares porque va a ser igual o peor que antes”, indicó Garro.

“Los pequeños ahorristas deberían esperar un poco para ver si este precio (alrededor de $57) es un nuevo piso. Los Fernández ya deberían estar hablando para calmar las cosas”, cerró.

La situación internacional no ayudó

En tanto que el economista a cargo de Evaluecon, José Vargas, consideró además que la suba del dólar tuvo que ver con que la semana pasada ya había mostrado una inestabilidad producto de la incertidumbre que generaba el contexto eleccionario. A esto se le sumó la devaluación de la moneda China, que repercutió en los países emergentes, no solo en Argentina.

“En Latinoamérica subió el dólar con respecto al peso chileno, al real, al sol peruano, a los argentinos el contexto internacional nos golpea mucho más por la situación económica que tenemos”, advirtió Vargas.

Ahora bien, el economista también hizo referencia a las expectativas de la semana anterior, que resultaron ser mucho más moderadas que la realidad (la fórmula Fernández-Fernandez superó por más de 14 puntos a la actual administración). “Entre dos y tres puntos, el mercado hubiera estado tranquilo, hasta ocho puntos podía verse una reacción negativa, pero con esta diferencia, la volatilidad fue mucho mayor”, agregó.

“El presidente no dio mensajes, no hubo autocrítica, Alberto Fernández tampoco le habló a mercados ni a acreedores y en esta sintonía se explica el aumento del dólar”, apuntó Vargas.

 

No obstante, el economista también recomendó mantener la calma porque “el dólar está sobrerreaccionando”, hasta las elecciones van a ser tiempos difíciles. “Si tiene que renovar el plazo fijo, que lo vuelva a renovar, el dólar sigue siendo una alternativa, pero ahora está caro y hay que esperar a que se reacomode”, advirtió.

 

¿Qué hace el Central?

El Banco Central tiene solo u$s16.000 millones de reservas netas (descontando préstamos, swaps y afines). Con el acelerado aumento de los precios que se vivieron desde comienzos de año (inflación de 3% mensual) el Gobierno decidió contener tarifas, retrasar el aumento en los combustibles e impulsar el combustible con reservas y estas fueron en descenso.

Contener la divisa para llegar a las PASO con mejores números también fue una decisión y el Banco Central se consumió casi la mitad de los u$s5400 millones del desembolso del Fonso Monetario Internacional del mes pasado.