Sociedad Viernes, 19 de abril de 2019

¿Por qué siempre hay Luna llena en Semana Santa?

Pascua tiene otra particularidad, cuya explicación se remonta al Concilio de Nicea celebrado en el año 325.

Por Redacción LA

Más allá de la los platos para la vigilia y las reuniones en familia, hay otra característica de la Semana Santa: la clásica presencia de Luna llena. 

La coincidencia no es al azar, sino que tiene su origen en una decisión tomada por el Concilio de Nicea en el año 325. Al fijarse la fecha de conmemoración de la resurrección de Jesucristo, se optó por el siguiente odmingo tras la primera Luna llena que llega tras el equinoccio de primavera.

 

De ahí que los movimientos de la Luna determinen que el domingo de Pascua pueda ocurrir entre los días días 22 de marzo y el 25 de abril, además que cada año la Semana Santa caiga en una fecha distinta.

 

Aunque también hay imprecisiones, según el portal español ABC. Los cálculos del siglo IV consideran que el equinoccio de primavera ocurre el 21 de marzo, aunque puede ocurrir entre los días 19 y 21. También se basa en el ciclo metónico, un conocimiento griego que averiguó que las fases lunares se repiten cada 19 años, pero en el que existe cierto nivel de error.