Sociedad Sábado, 24 de agosto de 2019

¿Por qué los mendocinos celebramos el Día del Padre el 24 de agosto?

En todo el país, la fecha sigue siendo el tercer domingo de junio, pero su origen dista bastante de la tradición de los argentinos.

Por Redacción LA

Por una cuestión de tradición comercial, el tercer domingo de junio suele celebrarse el Día del Padre en todo el mundo. Pero su motivo, en honor al ciudadano estadounidense John Bruce Dodd, dista bastante de lo que sentimos como argentinos. De allí la importancia de saludar a nuestros papás el 24 de agosto.

¿Por qué? En 1956 se resolvió oficialmente instituir al 24 de agosto como Día del Padre en el calendario escolar de Mendoza. Durante casi medio siglo, entre 1953 hasta el 2000, en las escuelas mendocinas se festejó en agosto, gracias a que en 1953 Lucía Zuloaga de García Sada presentó ante la Dirección General de Escuelas la iniciativa de que el Día del Padre coincidiera con el día en que San Martín lo fue.

 
Día del Padre

El 24 de agosto de 1816, nació "Merceditas" Tomasa, la única hija del General José de San Martín. Además de la Ley provincial 5.131, el Senado de la Nación le dio media sanción en 2017 a un proyecto para trasladar al 24 de agosto el Día del Padre.

 

Los años corren y pesan. La tradición se ve eclipsada por la fecha comercial de junio, aunque algunos establecimientos educativos mantienen vivo el espíritu original.