Economía Lunes, 13 de enero de 2020

Por qué hay "arbolitos" que pagan menos por los dólares viejos

Si bien hay varias series de billetes circulando, en algunos lugares los 'hacen cotizar' por debajo de los precio de referencia.

Por Redacción LA

La necesidad de ganarse la vida hace agudizar el ingenio y perfecciona determinadas prácticas para maximizar el beneficio en medio de la crisis. Ese es el caso de la compra y venta de dólares en el mercado paralelo, donde los ya clásicos 'arbolitos' o 'cuevas' toman los billetes norteamericanos viejos a un valor menor.

Según lo detalla Clarín, actualmente circulan dólares de distinta época y con diferentes características físicas. No obstante dichos billetes en circulación tienen el mismo valor, son legales y se pueden usar sin importar el año en que fueron emitidos.

 

Dicho medio señala que el recorte o descuento que le aplican a los dólares viejos ronda entre el 5% y el 7%; es decir que si se toma como referencia la cotización del blue de hoy en Buenos Aires de $76, 50 para la venta y de $71,50 para la compra, quienes negocian en el mercado paralelo los ofrecen a $68 y $66 respectivamente. Esta situación también se registra con los papeles de US$ 10, US$ 20 y US$ 50.

Esta práctica no surgió en nuestro país y por lo general se aprecia en casas de cambio chicas debido a que los ahorristas que planean atesorar los billetes por largo tiempo o hacerlo en altas cantidades optan por los billetes nuevos. Pero incluso con el descuento, el precio de $ 68 que paga el "arbolito" sigue estando por encima del dólar oficial. En caso de ir a venderlo al banco, la entidad lo toma a $ 58, sostiene el diario porteño.

 

A simple vista, para saber si un billete de US$ 100 es viejo o nuevo hay que fijar la atención en la figura de Benjamin Franklin. En los viejos, la cabeza del científico que descubrió la electricidad y fue uno de los padres fundadores de Estados Unidos está enmarcada en un óvalo. Por eso ese billete se conoce en la jerga de los arbolitos como "cabeza chica".

En cambio, los últimos billetes estadounidenses tienen una banda azul que los atraviesa y la cara de Franklin aparece en primer plano, sin el óvalo. Esos son los llamados "cabeza grande".

 

La alternativa para los que busquen evitar el recorte de los arbolitos es recurrir a los bancos, no para vender sino para depositar. Quienes tienen caja de ahorro en dólares pueden depositar los viejos billetes y unos días después volver a retirarlos, ya que el banco tiene la obligación de aceptar cualquier tipo de billete y en general cuando los reponen entregan billetes nuevos.