Mundo Club House Lunes, 25 de marzo de 2019

Por qué el papel pintado con molduras es la mejor opción para tus paredes

Una tendencia decorativa que se pensó fuera de moda pero que pisa fuerte esta temporada. Garantiza elegancia y frescura en tu hogar.

Por Redacción CH

¿Creías que había pasado de moda? Las paredes decoradas con papel pintado combinadas con molduras sigue siendo un “must” en la decoración de interiores. Esta tendencia del diseño solo ha perfeccionado la técnica, mezclado ideas y colores. ¡Sigue más firme que nunca!

Molduras y papel pintado forman un todo perfecto que garantiza elegancia y personalidad en tu hogar. Puede empapelarse cualquier habitación ya que, existen diferentes materiales que lo permiten, sobre todo, para conservar el diseño en lugares donde la humedad es frecuente como es, por ejemplo, el baño.

Las posibilidades para decorar con molduras y papel pintado, son infinitas. Hay diseños geométricos u orgánicos, tonos tenues o más fuertes y llamativos, cambiar el ancho de los perfiles o integrando iluminación. ¡La decisión es  tuya!

Lo bueno de esta tendencia en la decoración de interiores es que permite jugar con los colores, molduras y estilos rompiendo con lo clásico –los zócalos o cornisas- y crear espacios con personalidad propia. Además, esta técnica es sencilla de colocar y muy económica.

Algunas ideas para combinar molduras decorativas y papel pintado

Si tus paredes te resultan aburridas y poco atractivas, ésta es una buena opción. Quizás prefieras pintarlas, pero, es bueno que te animes a algo más y pruebes usar molduras y papel pintado en tus muros.

Las molduras son muy buenas para enriquecer espacios. El papel pintado le da brillo y vida a los salones. Resultan perfectas en el extremo de las paredes con techos altos. Pero, quedan igualmente bien en una casa normal de techos estándar.

Otra alternativa es el diseño con molduras combinadas con papel pintado.

Si elegís un modelo decorado con motivos geométricos al estilo setentero, vas a lograr que tu salón simule un ambiente retro a la perfección. O si preferís un modelo elegante de aire floral, podés darle a tu salón un estilo más clásico y señorial.

Otra idea muy buena es crear paneles ornamentales en la pared principal del salón, por ejemplo, y enmarcarlos con una moldura alrededor. O, hacer un friso con papel pintado y terminar el borde superior con una moldura horizontal.

Lo más lindo de esta tendencia decorativa es que, si no encontras tu estilo en el mercado, podes hacerlo vos misma usando molduras de poliestireno. Estas son muy fáciles de usar y sus resultados son excelentes. Primero decorá los muros con papel pintado y luego, dale el  diseño ideal con las molduras que más te gusten. ¡Y listo! Vas a conseguir las paredes de tus sueños.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.