Mundo Miércoles, 15 de mayo de 2019

Polémica: por la mala atención en un hospital murió el bebé de un hombre trans embarazado

Ocurrió en EEUU. No le dieron la atención correcta pese a que les habló de un posible embarazo. Debido a la demora el bebé nació sin vida

Por AP

El caso de un hombre transgénico que dio a luz a un bebé muerto ha dejado al descubierto la falta de información sobre identidad de género en el sistema de salud estadounidense.

El hombre llegó al hospital con un fuerte dolor abdominal, pero la enfermera que lo atendió no le brindó la atención adecuada porque consideró que no era una emergencia.

El paciente, de 32 años, le comentó a la enfermera que era transgénero cuando llego a la sala de emergencia, y su historial médico electrónico lo clasificaba como hombre.

 

No había menstruado en varios años y había tomado testosterona, una hormona que tiene efectos de masculinización y puede disminuir la ovulación y la menstruación.

Sin embargo, el hombre dejó de tomar la hormona y un medicamento para la presión arterial luego de que se quedó sin seguro médico.

Una prueba de embarazo casera que se hizo dio positivo y dijo que se había “orinado", una posible señal de ruptura de bolsa. La enfermera ordenó que se le realizara una prueba de embarazo, pero consideró que estaba estable y que sus problemas no eran urgentes.

Varias horas después, un médico lo revisó y la prueba de embarazo del hospital confirmó que sí lo estaba.

 

Un ultrasonido mostró signos inciertos de una actividad cardíaca fetal, y un examen reveló que una parte del cordón umbilical se había metido al canal de parto.

Ante esto, los médicos lo prepararon para realizarle una cesárea de emergencia, pero en la sala de operaciones no se escuchó ningún latido fetal. Momentos después, dio a luz a un bebé muerto.

“El punto no es lo que sucedió con este individuo en particular, sino que es un ejemplo de lo que sucede con las personas transgénero que interactúan con el sistema de salud", dijo la doctora Daphna Stroumsa, de la Universidad de Michigan en Ann Arbor en un artículo publicado este miércoles en la revista New England Journal of Medicine

“Fue clasificado correctamente como un hombre" en el historial médico y aparece como masculino, comentó Stroumsa. “Pero esa clasificación nos distrajo de considerar sus necesidades médicas actuales”, agregó.

Si una mujer hubiera llegado con síntomas similares “seguramente habría sido atendida y evaluada con más urgencia por problemas relacionados con el embarazo”, escribieron los autores.

 

“Es un incidente muy triste, es un desenlace trágico", dijo la doctora Tamara Wexler, especialista en hormonas del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York.

“La formación médica debería incluir situaciones con pacientes transgénero" de forma que los trabajadores de salud estén más preparados para satisfacer mejor sus necesidades, comentó Wexler.