Policiales Miércoles, 3 de abril de 2019

Pereg huyó de Israel para no ser internado en un psiquiátrico por andar sucio y desnudo

El acusado vivía en una residencia de estudiantes, en donde fue denunciado por comportamiento indecente y acoso. Fue declarado paranoico,

Por Redacción LA

Mientras su futuro procesal se define entre una audiencia y otra, el paso de los días siguen revelando detalles del personaje policial más particular que la provincia recuerde en los últimos tiempos: Nicolás Gil Pereg. Ahora se conocieron las causas y delitos en los que se vio involucrado en su Israel natal, y que lo llevaron a exiliarse en Mendoza. 

Acoso telefónico, violación de una orden judicial, comportamiento indecente en público, daño a la propiedad ajena, agresión, amenazas, traspaso e interferir con la Policía, son las investigaciones que lo tuvieron como sospechoso. 

 

Casi todos esos hechos sucedieron cuando Pereg era estudiante y vivía en el  campus de Technion, el principal y más antiguo instituto científico y tecnológico israelí. Allí este hombre llegó en marzo del 2007, y comenzaron sus problemas de convivencia con el resto de las personas. 

Fue denunciado por acumulación de basura en su habitación-la compartía con otros residentes- y espacios comunes, por pasearse desnudo por las instalaciones y molestar a las mujeres, entre otros episodios. 

 

Pereg fue sancionado en el instituto y hasta fue citado por la Justicia de Israel, pero en ningún momento acató estas medidas. Siguió viviendo de la misma manera durante varios meses, hasta que un informe médico lo declaró paranoico y recomendaba sus internación en un hospital. 

Ante esto, el acusado del doble crimen decidió abandonar Israel y se vino a Mendoza, en donde intentaría una serie de negocios. 

Audiencias claves 

Esta semana será importante en la causa que investiga los asesinatos de  Pyrhia Sarusi (63) y Lily Pereg (54), madre y tía respectivamente de Gil Pereg.  Este miércoles el juez Sebastián Sarmiento rechazó la incorporación de testigos presentados por la defensa, y que en primera instancia también habían sido descartados por la fiscal Claudia Ríos. 

 

Además, este viernes la Justicia se pronunciará sobre la nulidad de la pericia psiquiátrica del Cuerpo Médico Forense y la apelación de la prisión preventiva. 

Todo esto con una situación de fondo, que es el pedido de los abogados del israelí para que lo internen en un neurospsiquiátrico por sus presuntas alucinaciones y delirios. Los letrados entienden que en su estado no puede permanecer en el penal. 

Este pedido encuentra la oposición de la fiscalía, que quedó plasmada en la audiencia que comenzó el viernes pasado, pero en la cual el juez interpuso un cuarto intermedio.