Sociedad Viernes, 24 de enero de 2020 | Edición impresa

Paseo a la gorra: visitar la ciudad como en las grandes capitales

Como es usual en otros sitios turísticos, Mendoza cuenta con jóvenes que ofrecen a los visitantes un servicio de guía, a cambio de propina.

Por Ángeles Acosta - aacosta@losandes.com.ar

Los llamados “free walking tours” (expresión en inglés que significa “paseo gratuito a pie”) son muy requeridos por los turistas en las principales ciudades del mundo. Consisten, esencialmente, en reunirse en algún punto neurálgico de la ciudad adonde a cierta hora un guía turístico, que suele hablar por lo menos dos idiomas, espera a los paseantes y los conduce, caminando, por distintas zonas del lugar en el que están (Mendoza, en este caso) mientras que les va proporcionando información sobre historia, geografía, cultura, gastronomía. A cambio, cuando termina el recorrido, los paseantes le brindan una propina. 

Esta suerte de “turismo a la gorra” que desde hace muchos años se implementa en las grandes capitales del mundo, no es ajena a Mendoza. En la Ciudad, todos los días a las 11 de la mañana cualquier persona, sea un turista extranjero, nacional o un mendocino ávido de conocimiento, puede recurrir a la Plazoleta Pellegrini y en la esquina de Alem y Primitivo de la Reta encontrar a los guías que conducen estos originales y divertidos paseos a un costo adaptado a cada bolsillo. 

 

Pueden ser en español o en inglés, según lo que solicite la mayoría del grupo. También está la opción de tomarlo a las 15, pero de lunes a sábados. Los domingos, sólo a las 11. 

Selfie. Alice y Jack, dos taiwaneses que hicieron el tour. | Orlando Pelichotti / Los Andes

El recorrido: Ciudad Nueva

Los Andes realizó ayer el recorrido junto a un variado grupo de 13 turistas que se mostraron muy entusiasmados con todo lo que el guía les iba comentando de la historia de Mendoza. Ese tour, puntualmente, se llama Ciudad Nueva y recorre las principales plazas céntricas, pasando también por algunos edificios emblemáticos para terminar en el Pasaje San Martín y Peatonal Sarmiento. 

 

Son unas dos horas caminando, mientras que se recibe información que va desde la fundación de Mendoza hasta las opciones de restaurantes y bares, para salir a disfrutar, que tiene la ciudad. 

De Escocia, Canadá y Grecia, tres turistas que se hicieron amigos en el tour. | Orlando Pelichotti / Los Andes

“Estoy fascinada con Mendoza y la buena vibra de su gente. Es la primera vez que vengo y estoy viajando sola”, resume Alexandra, de Grecia, mientras el guía recomienda a los turistas que se tomen un helado artesanal porque son riquísimos. 

 

Alice y Jack, que llegaron desde Taiwán, están disfrutando la última parte de su estadía. Sacan fotos a todo, dicen que aman Mendoza y que el calor no les molesta porque en su ciudad natal es igual, al tiempo que escuchan al guía explicar qué son las acequias. 

Orlando Pelichotti / Los Andes

También, por supuesto, los turistas tienen la posibilidad de hacer las preguntas que quieran y del tema que se les ocurra. Porque si bien la mayoría va en búsqueda de información sobre la historia de la ciudad, también están los que quieren saber dónde tomar el vino más rico o qué es la Fiesta de la Vendimia, de la que tanto han escuchado hablar. “Me gusta porque el guía va explicando y dando información. Así puedo saber qué es lo que estoy observando y conocer la cultura del lugar”, destaca Hugo, de Francia, mientras escucha a Sebastián, el guía, explicar quiénes son los gauchos y de qué se trata el Martín Fierro. 

 

La pasión de los guías

Tanto Sebastián como Valeria, otra de las guías, son mendocinos y apasionados de su trabajo. 

A Sebastián, abogado de profesión, le encanta por ejemplo hablar del general San Martín y contarles todas las hazañas de nuestro prócer. A Valeria, en cambio, le gusta recomendar lugares que ella visitaría si fuera turista y deleitarse con el asombro de los visitantes cuando les cuenta que Mendoza es un oasis en medio del desierto. 

 

“Les gusta mucho el tour, porque generalmente vienen pensando que será algo más superficial y les damos muchísima data de la historia de Mendoza y de todo lo que quieran saber. Yo tengo un relato armado porque los datos sueltos son aburridos y por ahí voy tirando algunos chistes. Les llama la atención la limpieza de la ciudad y las acequias. Las plazas Italia y España les gustan mucho también”, concluye Sebastián.

Orlando Pelichotti / Los Andes

Los turistas, muy activos 

Cuando se suman al tour, los turistas, muy atentos al relato, van también interactuando entre ellos; se ayudan para sacarse fotos o se recomiendan lugares que ya visitaron. Se los percibe muy contentos con la opción que eligieron para conocer más Mendoza.

 

 “Me gusta tomar este tipo de tours cuando voy de viaje en las grandes ciudades porque si voy sola no tengo información de lo que estoy viendo. Está buenisímo porque el guía hace chistes. Me gusta cómo son los argentinos y ésta es también una forma de conocerlos mejor”, asegura Mary, quien viene de Canadá y estará cinco días en nuestro suelo.