Sociedad Miércoles, 24 de abril de 2019

Los kiosqueros se suman al paro nacional y no cargarán RedBus ni lunes ni martes

La UKRA sugiere a los comercios minoristas adherir a la medida de fuerza del 30 de mayo.

Por Redacción LA

La Central de Trabajadores Argentinos (CTA) y la Confederación General de Trabajadores (CGT) convocaron a un paro nacional el 30 de abril. El objetivo es manifestarse en contra de las políticas económicas que lleva adelante el Ejecutivo Nacional.

 

Por su parte, la Unión de Kiosqueros de la República Argentina (UKRA) sugiere a los comercios minoristas no realizar cargas virtuales durante el 29 y 30 como medida de protesta. El delegado en Mendoza de la UKRA, Mario Méndez, indicó en Radio Mitre Mendoza que no es una decisión tomada para todos los comercios, sino que queda a criterio de cada dueño.

Méndez explicó que debido a la escasa rentabilidad del 1% que perciben por las cargas, adhieren al reclamo nacional. “Invitamos a los colegas kiosqueros que venden la carga electrónica de teléfono, de RedBus y en otras provincias de SUBE, a que no expendan ninguno de esos productos porque no dejan ganancias”, convocó el delegado.

Si bien el paro nacional se llevará adelante el 30 de abril, la UKRA “invita” a los kiosqueros a parar las cargas electrónicas el lunes 29 y martes 30. Es por ello, que los usuarios del transporte público y del servicio de cargas telefónicas deberán aprovisionarse con anterioridad para no encontrarse con la sorpresa de no tener puntos de carga en los almacenes de barrio.

El dirigente gremial apuntó a que la presión impositiva del sector sumado al incremento en los alquileres hace peligrar el sostenimiento de la actividad. “Estamos desapareciendo como actividad minorista comercial”, advirtió sobre el cierre de 3500 kioscos en lo que va del año en Mendoza. “Queremos que nuestros kiosqueros no caigan en la debacle del país”, alertó sobre más cierres.

 

Finalmente, se refirió al programa de Precios Esenciales que lanzó el Gobierno Nacional hace unos días. Méndez aseguró que no es posible para los comercios minoristas competir con los precios de los supermercados. “No tenemos los mismos márgenes”, indicó sobre la imposibilidad de mantener los mismos precios que las grandes superficies.