Los Andes 2020 Domingo, 5 de agosto de 2018 | Edición impresa

Para Mayorga, hay que atender mejor a las poblaciones rurales

La presidenta de Avome se mostró entusiasmada ante la convocatoria de Los Andes 2020 a “pensar la Argentina que queremos”.

Por Redacción LA

La extensa charla con Alicia Beines de Mayorga está cargada de emoción, pero con los pies bien sobre la tierra y la mirada en un horizonte donde la infancia ocupa el centro; esa infancia que sufre la lentitud de la justicia, la carencia de oportunidades en las zonas rurales, la extrema pobreza, la falta de trabajo para sus padres, una educación que marca sus errores y debilidades. “Si cuidamos a un niño desde chiquito, vamos a tener un adolescente sano y un adulto positivo”, precisó.

La presidenta de Avome (Asociación Voluntarios de Mendoza de Niñez y Familia) participó entusiasmada de Los Andes 2020, el ciclo que conduce el gerente general Luis García, “porque es muy bonito esto que piensa hacer el diario: cómo no querer encauzarnos con un proyecto de país, con una planificación, con un saber a dónde queremos ir”.

Y así como uno de los primeros invitados, el reconocido oftalmólogo Roberto Zaldívar, Mayorga mencionó a Chile como un buen ejemplo a considerar.

“Hasta tal punto saben a dónde van que no importa que venga un gobierno más de derecha o más de izquierda, el país sigue porque la meta está. No viene uno a destruir lo que hizo el otro, sino a seguir construyendo el otro. Eso es lo que aspiro para nuestro país”, indicó para graficar lo positivo que es “pensar en la Argentina que queremos”.

A Mayorga le llama la atención la puja que existe entre unos y otros en nuestro país. “Será que no nos ponemos de acuerdo a dónde queremos ir”, insistió, a la vez que admitió que si bien de economía no sabe nada, sí hay algo que la inquieta: “Me parece que el proyecto de país tiene que plantearse seriamente cómo atender mejor a las poblaciones rurales”, confesó.

“No podemos seguir con un país enorme y vacío. Con la gente que se va aglutinando en enormes urbes donde las personas no están bien y están desarraigadas”, apuntó la mujer tras enumerar que esas personas engrosan los cordones marginales -los asentamientos, las villas- porque su pueblito no le ofrecía escuela, no tenía salud, no tenía trabajo, no tenía transporte.

Entre las soluciones, la titular de Avome propone no instalar cosas enlatadas. “Hay que trabajar con los habitantes del lugar; la cosa tiene que ser participativa”, sugirió esta voluntaria que también indicó la necesidad de recuperar la dignidad del trabajo. “Hay muchas personas que no lo han vivido ni visto... Tienen que convertirse en protagonistas de su historia”, aseguró.

Porque a Mayorga le impacta mucho el sufrimiento de un niño, hace más de 40 años buscó un lugar para trabajar con los chicos que están alejados de su familia. Así, nació Avome.

En aquellos años, fue Asociación Voluntaria del Menor, pero al caer en desuso el término cambió la denominación a la actual Asociación Voluntarios de Mendoza de Niñez y Adolescencia. Y aunque siempre buscan el saber técnico “porque la sola voluntad no es suficiente”, conservan su espíritu intacto para “mirar lo sano, bueno, positivo que hay en el otro”.

En ese contexto, se forman los docentes que trabajan en los centros de apoyo educativo y los jardines maternales de Avome. “Cuando un docente pone esa mirada, lo bueno que hay en el niño, viene la mamá y le dice: ‘Señora, a mí me interesa igual que a usted que este niño dé lo mejor que tiene dentro de sí mismo.

Estamos juntas en la realización de este niño’”, ejemplificó en uno de los pasajes de la charla, que se puede ver y escuchar completa aquí: