Economía Lunes, 8 de julio de 2019 | Edición impresa

Comercios del Centro adelantan la liquidación de invierno

Después de un junio con un repunte, los comercios de la ciudad se preparan para aprovechar las vacaciones de invierno y el día del amigo.

Por Bárbara Del Pópolo - bdelpopolo@losandes.com.ar

El invierno apenas ha empezado, pero los comerciantes locales tienen que hacer frente a los pagos de la temporada anterior antes de encargar la colección de primavera-verano, y con el afán de levantar el volumen de ventas comenzaron a promocionar fuertes ofertas y rebajas que van desde el 20% al 70%.

Las estrategias para liquidar stocks son diversas: descuentos aplicados directamente en los artículos propios de la temporada invernal, oportunidades de comprar dos o tres artículo al costo de uno, o rebajas por la compra de una segunda unidad, son los más comunes para seducir la voluntad del público.

 

Además, el sector comercial espera que entre las promociones y la vuelta del Ahora 12, los clientes aprovechen para renovar sus vestidores. También para anticipar las compras por el Día del Amigo, destinando parte de sus aguinaldos al mercado local.
 

Mantener el volumen

Las ventas por el Día del Padre significaron un leve repunte para el sector que cerró mayo con una caída del 16% en promedio (con respecto a igual mes del año anterior), pero el próximo evento fuerte de ventas será el Día del Niño (tercer domingo de agosto), y entre medio, se trata de agudizar el ingenio e incluso resignar rentabilidad para atraer a los potenciales clientes.

Entre ambos eventos, los comercios del rubro “bazar y regalos” se preparan para el Día del Amigo, con los 2x1 en gorros, bufandas que cumplen la doble función de aumentar ventas y liquidar stocks, y descuentos de todo tipo en accesorios.

 

El rubro indumentaria, por su parte, mostró el mes pasado una caída pronunciada, si se lo compara con el mismo mes del año anterior (-14,75%), de acuerdo con datos de la Federación Económica de Mendoza, al igual que los Calzados y la Marroquinería (-16%). En estos dos tipos de comercios, es donde pueden verse más promociones y cartelería bajo la consigna “liquidación de temporada”.

“Hace tiempo que los comerciantes vienen adelantando las liquidaciones. Cada cual acomoda sus promociones de acuerdo a la estrategia comercial que encuentra más conveniente, pero en esta oportunidad, además, se están tratando de aprovechar el aguinaldo, y los aumentos que se acordaron en paritarias para esta fecha. Además, se espera que el Ahora 12 también ayude a aumentar las ventas”, señaló Adolfo Brennan, vicepresidente de la Federación Económica de Mendoza (FEM).

 

De igual manera, Adrián Alín, de la Cámara Empresaria de Comercio, Industria, Turismo y Servicios (Cecitys), explicó que pasado el Día del Padre, “se apunta a tener un poco de articulación con la llegada del turismo. Se están manteniendo las promociones de junio y, descuentos a la espera del Día del Niño”. 

Luego, Alín explicó que “después de agosto se suman las grandes rebajas del centro en donde se termina de liquidar todo lo que quedó de la temporada anterior”, agregó.

El comerciante explicó que la mayor parte de los consumidores del rubro indumentaria son locales, y que la provincia se volvía cara en épocas de mayor afluencia de turismo pasó a “ser un mito”, o una realidad exclusiva de ciertos comercios dedicados exclusivamente a los consumidores del extranjero.

 

“En esta época los comerciantes necesitan tener liquidez, porque están entrando los compromisos de pago, compramos los productos de esta temporada en enero o febrero, y ahora hay que empezar a pagar y si no se tiene liquidez, no se pueden asumir los pagos”, señaló el Alín.

El Centro y alrededores ya anuncian las rebajas

Ofertas y carteles de 2x1 pueden verse en todo el centro, pero las liquidaciones de temporada parecen ser propias de un radio céntrico, así pantalones de jean que hasta hace algunos días superaban los $1.200  ahora se venden dos por ese valor.

De esta forma, los precios pasan a igualar a los que se ven habitualmente pasando calle Las Heras o General Paz. En las ferias o mayoristas, pueden encontrarse pantalones entre los $300 y $600 pesos (generalmente más económicos los femeninos), camperas con valores que rondan los $1.500 y sweters por entre $250 y $700. Allí, la norma es el pago en efectivo y por más de dos prendas, para que se considere una operación “mayorista” y se respeten los bajos precios.

 

“La liquidación final la hacemos después del día del niño, lo que pasa es que muchas veces imprimir los vinilos cuesta cerca de $1.000 y entonces muchos negocios dejan el cartel de ‘liquidación’ pegado”, explicó una comerciante de calle 9 de Julio, pasando General Paz. Allí los precios son más bajos que en el centro y los descuentos se dan siempre y cuando el cliente no utilice tarjetas de crédito o débito de ningún tipo para hacer el pago.