Vecinos Viernes, 21 de diciembre de 2018 | Edición impresa

Palmira celebró la reapertura del histórico Cine Colón

Fundado en 1927 fue la primera sala de San Martín. Tras décadas de esplendor cerró en 1983. La comuna lo compró en 2007.

Por Javier Hernández - jhernandez@losandes.com.ar

Luego de once años desde que la comuna de San Martín compró, el cine Colón de Palmira, el municipio completó los trabajos de remodelación y en la noche del jueves, la sala volvió a abrir sus puertas y para los vecinos fue como dijo el cura que bendijo las instalaciones: “Palmira recuperó una perla de su rica historia, solo queda disfrutarla”.

Tal y como adelantó Los Andes a mediados de setiembre, en la noche del miércoles quedó reinaugurado el cine Colón de Palmira, el primero que tuvo San Martín y que abrió sus puertas allá por 1927, para convertirse durante décadas en parte fundamental de la actividad cultural del pueblo.

Con la calle Alem cortada por el evento, los vecinos de Palmira se arrimaron por la sala y entusiasmados asistieron a la primer noche, donde hubo teatro y también algo de cine. Los más emocionados fueron aquellos que conocieron la época de oro del Colón, como Mirta y Ricardo, un matrimonio que recordaba las noches de sábados de los 70, cuando la salida al cine era una cita habitual cada fin de semana.

 

La obra del municipio se realizó sobre un pilar fundamental para cualquier restauración: respetar la fachada original y el diseño de la sala. “Este cine tiene historia, acá se conocieron muchas parejas que luego formaron familias y también pasó por acá buena parte de la cultura de esta ciudad”, resumió el intendente Jorge Gimenez, que encabezó la reapertura de la sala que lució nueva y llena de público.

La reinauguración fue con una obra de teatro interpretada por Ernesto Suárez y Marcelo Lacerna. | Patricio Caneo / Los Andes

La comuna compró el cine a mediados de 2007 y pese a los planes iniciales de una pronta reapertura, la verdad es que los trabajos de restauración demoraron más de una década, tiempo en el que hubo avances y retrocesos, y también fallidos anuncios de pronta inauguración. 

La principal causa de la eterna demora, que llevaba a los vecinos a preguntarse una y otra vez por la fecha de apertura, tuvo que ver con el financiamiento de los fondos nacionales, que durante el gobierno anterior se interrumpieron y que el actual nunca retomó. 

 

Así, la restauración total del Colón demandó $10 millones, de los cuales,  la nación solo envió los primeros 3 millones: “El poco financiamiento de la nación que tuvo el Colón bajó durante el gobierno anterior y no superó el 30%”, aseguró Edgardo Gargiulo, director de Obras Públicas.

Los trabajos se hicieron a distinto nivel e incluyeron la refacción total de la estructura del edificio y sus techos, dañados por el paso del tiempo y la falta de mantenimiento; también se reemplazaron los sistemas de agua, cloacas, electricidad, y calefacción.

Además, se recuperó la acústica de la sala, se refaccionaron los sanitarios, los camarines y el escenario; por otro lado, se rediseñó el hall de ingreso, se recuperó la fachada original, se alfombró la sala y las 470 butacas fueron reemplazadas por nuevos asientos.

 

En la primera noche y a sala llena, hubo función de Ernesto ‘El Flaco’ Suárez y Marcelo Lacerna, que presentaron sobre las tablas una obra de Roberto Fontanarrosa;  luego se iluminó la pantalla y el Colón volvió a pasar cine, con la promesa de no volver a cerrar sus puertas.

En Palmira, el cine Colón tiene su historia: abrió sus puertas allá por 1927 y fue durante décadas, parte importante de la actividad cultural del pueblo.

En los años 40 se construyó su actual edificio de calle Alem; en 1983, tras una larga decadencia cerró como cine. Después de eso funcionó como el salón de baile "Estrella" y luego fue iglesia evangelista hasta que llegó el cierre definitivo.

 

La comuna de San Martín compró el edificio en octubre de 2007 y pagó por él $550.000. En 2013, la sala tuvo un presupuesto original de $4 millones, financiados desde la nación, pero solo se envió una parte del dinero.

El tiempo y la inflación llevaron a que los costos crecieran hasta los actuales $10 millones que ha salido la restauración, de los cuales la comuna puso el 70 por ciento.

Testimonios

Carlos Chacón, historiador: “Es un momento histórico para la ciudad, que vuelve a tener su cine Colón, una sala que nunca debió haber cerrado”.

Gastón Speziale Kairúz, escritor: “Es una obra que pone en valor un ícono de la ciudad, que viene a remover sentimientos y recuerdos. Un cine muy amado por los vecinos”.

Miriam Agüero de Rauzi: “Ver al Colón abierto nuevamente me lleva a mi época de joven, de adolescente. Para las familias de Palmira es muy importante”.