Brand Content Home Miércoles, 5 de junio de 2019

Omar De Marchi, la diferencia entre administrar y transformar Mendoza

Su discurso se aleja del monólogo, el silencio y los "arreglos" de mesas chicas.

Por Espacio patrocinado

"Mendoza va a determinar su próximo destino, eligiendo un gobernador que administre la caída del peso específico de la provincia, o bien uno que se anime a transformar pilares básicos para mejorar nuestra realidad".

Omar De Marchi explicó el concepto de transformación de la propuesta del espacio que lidera dentro de Cambia Mendoza. Este movimiento reúne a vastos sectores independientes, encabezados por la docente Susana Velázquez. Y a hombres y mujeres del radicalismo, el peronismo y el Partido Demócrata, tanto como a otros actores de sectores empresariales y sindicales.

Para el candidato, Mendoza vive un momento especial en su historia. El ingreso per cápita de las provincias vecinas ascendió, relegando a la provincia a sus peores niveles económicos de las últimas décadas. "Y, de paso, ha quedado en evidencia el retroceso de Mendoza en la gravitación de la economía nacional. Lentamente vamos resignando posiciones y aportando menos a la vida económica, lo que en otros términos demuestra que el desafío es volver a generar riqueza", detalló.

También agregó que no se puede continuar apenas administrando el declive, sino que "hay que animarse a encarar viejos problemas con nuevas soluciones". E indicó: "Así como la política tradicional, la disciplina partidaria y los aparatos generados por los grupos rentados han sido derrotados por la organización de una mayoría que anhela mejoras en su vida de todos los días, la economía requiere de hombres y mujeres decididos a transformar nuestra matriz productiva".

Las acciones y la gestión de lo público en la trayectoria de Omar De Marchi son coherentes con su planteo de transformación. "Es tiempo y es ahora", manifestó el candidato a la gobernación.

"Los mendocinos deberán elegir entre quien proponga administrar o bien transformar la Mendoza que merecemos. Creemos que a partir de esta definición se juega nuestro ingreso al siglo XXI", finalizó.