Salud Jueves, 3 de octubre de 2019

Octubre Rosa: “El pelo como fuerza de cambio”

Mes internacional de la concientización sobre la detección temprana del cáncer de mama.

En el marco de la cruzada por la prevención y detección temprana del cáncer de mama la Fundación para la Investigación, Docencia y Prevención del Cáncer (FUCA) invita a todos a sumarse a la campaña “Tiñamos Octubre de Rosa”, un color que identifica la concientización sobre del cáncer de mama, en todo el mundo.

Con motivo del mes internacional de la concientización para la detección temprana del cáncer de mama, se apela a que el pelo sea un canal de comunicación y la transformación de un mechón de color rosa, que ayude a transmitir el mensaje como recordatorio sobre la importancia de realizarse los chequeos anuales.

La idea es que el mensaje sea positivo, entendiendo el vínculo único que las mujeres tenemos con nuestro pelo y cómo el mismo transmite todo eso que nos pasa.  El mensaje de cuidar nuestro pelo se codifica en el mes de concientización del cáncer de mama como “el pelo más hermoso es el que le gana la batalla al cáncer”.

“En la Argentina, el cáncer de mama es el de mayor magnitud en cuanto a ocurrencia, con más de 21.500 casos al año y representa el 17% de todos los tumores malignos, casi un tercio de los cánceres femeninos y por el cual se atienden más consultas al año. Afecta a 1 de cada 8 mujeres, pero puede ser curable en un 90% de los casos, si se lo detecta a tiempo”, explica María Gabriela Berta, directora ejecutiva de FUCA. 

Sobre el cáncer de mama

En los últimos años se ha observado una importante tendencia a la detección más temprana de esta enfermedad, gracias a las campañas que resaltan la importancia de un diagnóstico precoz antes de que el tumor sea palpable. De esta manera se aumentan las probabilidades de cura, ya que los tumores menores a 1cm de diámetro se curan en el 90% de los casos. Diagnosticado de forma temprana, no es necesario extraer la mama ni todos los ganglios axilares.

Las posibilidades de que aparezca un cáncer de mama aumentan con la edad, especialmente a partir de los 50 años. El 75% de las pacientes no presentan antecedentes familiares de esta enfermedad. Aquellas en las que haya una predisposición familiar, se debe realizar un seguimiento personalizado y, eventualmente, una consulta con el especialista en asesoramiento genético. En especial se recomienda consultar al médico si se cuenta con alguna de estas particularidades:

- Varias personas con cáncer de mama en la misma rama familiar.

- Cáncer de mama a temprana edad del familiar (menos de 50 años)

- Cáncer en ambas mamas del familiar (bilateral)

- Cáncer de mama y de ovario en la misma persona de la rama familiar.

- Cáncer de mama en un hombre de la rama familiar.

- Un familiar portador de una mutación genética conocida en los genes BRCA1/2.

El cáncer de mama en su etapa temprana por lo general no causa ningún dolor. De hecho, al principio de su desarrollo, es posible que no presente síntoma alguno. Sin embargo, conforme crece el cáncer, puede causar cambios a los que las mujeres deben prestar atención:

-Una masa o engrosamiento en el seno, cerca de éste, o en el área de la axila.

-Un cambio en el tamaño o forma del seno.

-Secreción del pezón o sensibilidad, o un pezón umbilicado hacia dentro del seno.

-Pliegues u hoyuelos en el seno (la piel parece como la piel de una naranja)

-Un cambio en la forma como se ve o se siente la piel del seno, de la areola o del pezón (por ejemplo, caliente, hinchada, roja o escamosa)

Si una mujer encuentra cualquiera de estos síntomas, debe consultar a su médico. Es probable que el cáncer no sea la causa, pero es importante verificarlo.

Fuente: Issue y FUCA