Sociedad Martes, 16 de abril de 2019

Nuevos datos sobre obesidad infantil en Mendoza

Este martes se presentarán los números del Programa “Aprender en Salud”.

Por Redacción LA

Según una encuesta realizada en el marco del Programa Provincial Aprender en Salud, en 2018 se observó un 31,6% de obesidad y sobrepeso infantil, en niños de 90 días a 4 y 5 años, mientras que en 2017 fue del 32,15%.

Por otro lado, en 2018, entre sobrepeso y obesidad 42,6% y en 2017 42,2%. Aquí observamos una leve alza en cuanto al estado nutricional de los niños y niñas de 6, 11 y 12 años. Son datos alentadores pese a la leve suba.

 

El subsecretario de Salud, Oscar Sagás, en Canal 9, destacó: “Por supuesto que son alentadores. Este programa se comenzó desde la Subsecretaría desde 2016 y al día de hoy llevamos evaluados 37.226 alumnos tanto de CEOS, de 90 días a 4 años, nivel inicial y sobre primer y sexto grado. Es un programa que permite brindar a la población el acercamiento del sistema sanitario y por otro lado, brinda la posibilidad de potenciar la escuela y centros de salud como espacios institucionales estructurales”.

Por otra parte, indicó: “En el Ceo hacemos el control de la libreta sanitaria y tenemos talleres fundamentalmente para docentes y padres para incorporar hábitos saludables. Se revisa el peso, talla, estado nutricional de estos niños y niñas, por otro lado, las inmunizaciones y a su vez, el control odontológico. Esto es una medición sistémica, única en el país. Esto es fundamental para la planificación y para saber qué hay que hacer con algún grupo etario en particular”.

Además, manifestó: “La actividad física es un programa lanzado desde la Subsecretaría el año pasado, se llama REPEFI y a través de la encuesta mundial de educación física tenemos datos muy alentadores porque del 74% de niños con inactividad física ha bajado a un 68%. Aquellos que realizaban actividad física moderada estaba en un 20%  y ahora aumentó a un 24%”.

Además, se llevan a cabo acciones a partir del Programa Provincial de Obesidad y el Consejo Asesor con respecto a distintas campañas como por ejemplo, “Aguante el Agua”.

“Es una resolución conjunta con la DGE y el Ministerio de Salud y Desarrollo Social y Deporte que implementa el agua como fuente de hidratación y nutrición. Para eso fue la campaña “Aguante el Agua” que estimula a los chicos que lleven a la escuela una botella recargable para tomar agua potable y se eviten las bebidas azucaradas, que no solamente impactan en el sobrepeso sino en el tema de caries”, agregó Sagás.

Sobre los quioscos saludables en los colegios, destacó: “Cuesta implementarlos, puede ser que lo intereses económicos influyan mucho pero también hay una responsabilidad compartida por parte de los docentes y la familia. Estamos incorporando ultra procesados ricos en hidratos de carbono, grasas y sal que es lo más dañino para esta epidemia del sobrepeso y la obesidad.
Se está trabajando en la implementación de las licitaciones de una merienda saludable, es el requerimiento, es ley del 2010, que al día de hoy no está reglamentada porque tiene todas estas aristas y hay que hacer ese cambio en el tema de los hábitos saludables”.

 

Por otra parte, el funcionario aclaró: “Este programa se hace sobre edades priorizadas en sectores vulnerables de la escuela tanto urbanos como marginales. Entonces, mientras el nivel económico es mucho más bajo hay una creencia que si dan la mejor marca o la mejor galleta es lo más sano para el chico y probablemente con una fruta mejora esa posibilidad para que tenga una dieta saludable. Con las bebidas azucaradas es todo un tema, como que hay que tomar para tener determinado status una determinada gaseosa y que tienen mucha azúcar, incluso los jugos concentrados y es lo que queremos erradicar de los colegios y en estos grupos etarios que tanto daño puede producir en el futuro”.

Desde Unicef, realizaron algunas recomendaciones. La semana pasada autoridades de este organismo se reunieron con legisladores nacionales para llevar proyectos al Congreso y tratar este tema.

Las recomendaciones son, por ejemplo, prohibir la publicidad de alimentos no saludables, escuelas libres de alimentos no saludables, regular el etiquetado frontal de los alimentos y bebidas como en Uruguay y Chile, también, establecer impuestos especiales para alimentos no saludables y las campañas de educación nutricional.

Finalmente, Oscar Sagás remarcó: “La sociedad está entendiendo lo que es tener una dieta saludable, evitar el sedentarismo y hacer más actividad física. 

“Por otro lado, volver al tema del comensalismo, los chicos tienen que tener su tiempo para comer, un tiempo placentero, sin estrés y acompañado por los adultos para marcar qué se debe comer y en qué momento”.