Da La Nota Martes, 10 de septiembre de 2019

Roberto Piazza criticó duramente a Mirtha Legrand y la trató de "perversa y homofóbica"

El diseñador se refirió a la diva de los almuerzos luego del papelón que hizo ella en sus preguntas al periodista Mario Massaccesi

Por Redacción LA

La señora Mirtha Legrand ha tenido algunos desafortunados comentarios en su programa en las últimas semanas. Uno de esos casos fue cuando realizó una pregunta incómoda al periodista Mario Massaccessi cuando el invitado hacía referencia a una situación dolorosa de su vida. Y, aunque pidió disculpas públicas, el hecho no pasó desapercibido y el escándalo estalló en todos los medios.

 

Enfrentado desde hace unos años con la diva de los almuerzos, Roberto Piazza, desde Madrid, se metió en la polémica y publicó una carta abierta donde acusa a la conductora de "perversa, homofóbica y dictadora", informó La Nación.

"¡Otra vez... y van! Mirtha Legrand, nacida en un pueblo de Santa Fe, o sea provinciana como yo, y devenida a diva, con ese título de "diva" que no sé quién se lo puso, ya que en verdad una diva, si ustedes lo buscan en el diccionario. Nada más alejado de esta mujer. Luego de muchos años de ser madrina mía y de yo quererla mucho, pasó a ser una mujer desagradable, soberbia, déspota, con mirada con aires de grandeza y gestos despreciativos (...)", escribía hace unas horas el diseñador de modas enfurecido.

Vía Skype, Piazza siguió aclarando sus dichos en un programa televisivo y explicó por qué salió a defender al periodista del noticiero de eltrece. "Me parece algo reiterativo por parte de Mirtha. Tiene un grado de perversión y homofobia tan grande que si no hace un tratamiento, va a tener una decadencia muy grande", disparó el diseñador.

 

Con respecto a una situación parecida que él vivió en el programa de Mirtha, hace 10 años atrás, Piazza acotó: "Es una cuestión de odio, de un problema personal. Yo a Mirtha la conocí en el '82 apenas llegue de Santa Fe. La vestí durante 10 años. Nunca supe que tenía un hijo y que era gay, nunca me lo nombró. Sí hablaba de Marcela, pero jamás de su hijo". Y agregó: "La señora tiene un problema de aceptación y homofobia. Es muy dictadora".